¡A pesar de todo Trancoso cambia!

Por Osvaldo Ávila Tizcareño

Dirigente Antorchista de Zacastecas

La frase inicial de este escrito, acompaña las acciones del Ayuntamiento que encabeza el joven y trabajador Alcalde de Trancoso, Cesar Ortiz Canizales, quien llegó a tan alta responsabilidad bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero con una destacada militancia Antorchista.

Para muchos que desconocen la situación quizá les parezca pretencioso o un auténtico sin sentido, pues ateniéndose a las leyes del movimiento plasmadas en la dialéctica hegeliana y perfeccionadas por el gran genio del proletariado Carlos Marx, nada es estático todo ente material esta en evolución y constante desarrollo y por ende Trancoso no podría escapar a esas leyes del movimiento. Sin embargo quienes conocemos de primera mano y sobre todo a quienes enfrentan día a día las peripecias para llevar a buen puerto la administración municipal 2018-2021 estamos seguros que se trata de tareas dignas de recordar y asemejarlas a las vicisitudes sufridas por el mítico héroe griego Perseo que decapitó a la medusa; a Ulises que enfrentó a míticos monstruos como los cíclopes, la bruja Cirse o las sirenas que se convertían en pavorosos monstruos o de el gran Hércules que hizo frente a los 12 trabajos impuestos por la vengativa Hera. Basta con enumerar algunas de las adversidades que encontraron para darnos cuenta que no estamos ante ninguna exageración. Veamos:

Vino la toma de protesta el 15 de septiembre y una vez asumidos los bártulos gubernamentales se destapó una auténtica caja de pandora y tampoco hay aquí hay alguna exageración; era una abultada nómina de 350 trabajadores, decenas de laudos laborales que comprometían las participaciones ordinarias, obras inconclusas, deudas millonarias superiores a los 160 millones de pesos, focos rojos de inseguridad, sanciones administrativas que impedían el acceso a programas bipartitas por omisiones de gobiernos anteriores, salarios estratosféricos que estrangulaban la viabilidad financiera, mínima recaudación vía impuesto predial debido a la incertidumbre sobre la tenencia de la tierra, resistencia abierta y ataque frontal vía redes sociales de quienes perdieron la elección y el escepticismo de varios políticos que añoraban el fracaso de la naciente administración antorchista.

Sabedores de que no podían fallarles a los más de 4 mil trancoseños que confiaron en ellos tomaron medidas inmediatas en equipo, logrando el apoyo decidido del cabildo que no regateó nada para llevar adelante las propuestas. Así arrancó un gobierno que a mi juicio se caracteriza por su dinamismo, su permanente gestión y su visión de buscar siempre vías de solución a los problemas, a efecto de demostrar que no se trata de una apología por encargo o elogios gratuitos, hago a continuación un apretado resumen de los logros de este primer año de ejercicio gubernamental.

Como primer acto de gobierno en materia financiera se redujeron los salarios del Presidente y Cabildo en un 37.5%, se disminuyó hasta 290 trabajadores y se logró un incremento de la recaudación en más del 54%. En atención ciudadana; se implementaron las audiencias públicas atendiendo a 2 mil 500 personas de manera directa, se instaló un consultorio médico y psicológico que a la fecha ha diagnosticado, medicado o canalizado gratuitamente a 2 mil 567 pacientes y se proporcionaron cursos de autoempleo para 150 jóvenes emprendedores. En cuanto a la sentida demanda de vivienda; se construyeron 34 cuartos completos, se entregaron mil 900 acciones de mejoramiento de vivienda, 57 techos, 153 tinacos y más de 100 calentadores solares. Pero hay más.

En obra pública los avances son verdaderamente significativos, 15 calles pavimentadas, 14 nuevas calles con red eléctrica, 10 escuelas donde rehabilitaron los baños, se construyeron 2 domos, 6 nuevas aulas en instituciones educativas, 6 calles con drenaje y agua potable, 4 campos de fútbol. En desarrollo social; se puso en servicio el nuevo comedor comunitario que alberga a 52 abuelitos que se les brinda desayuno y comida diariamente, se entregaron 6 mil apoyos alimenticios, 25 mil desayunos, se logró la rehabilitación de la planta purificadora, la creación de la escuela de deportes, se impulsaron los domingos culturales y finalmente en equipamiento se adquirieron 1 patrulla nueva, un camión de bomberos, una ambulancia y se puso en funcionamiento la pipa de agua potable.

Lo anterior es un apretado resumen de las muchas acciones que día a día se emprenden en beneficio de los trancoseños, es obvio que no es resultado de la labor de un solo hombre, es innegable el respaldo solidario del Gobernador Alejandro Tello y sus funcionarios en materia de recursos extraordinarios y obra pública, el apoyo permanente del antorchismo en la gestión, el respaldo absoluto de la mayoría de los integrantes del cuerpo edilicio, el trabajo incansable de directores, personal administrativo, de cada uno de los trabajadores y desde luego la participación activa de los trancoseños que sin regatear se suman de igual manera a jornadas de limpieza, programas asistenciales, festividades cívicas, programas deportivos, culturales, sociales y todo aquello que promueva el desarrollo del municipio.

Lo dicho, ¡una autentica proeza!, obra de la suma de voluntades, sin duda grandes pasos en la construcción de un municipio vanguardista. Pero el camino aun es largo y está claro que demanda mucho esfuerzo para resolver uno de los problemas principales como el cambio de la red de agua potable para que abastezca con regularidad a todo el municipio y como valientemente reclamaba el Alcalde Cesar Ortiz Canizales, se requiere que la federación voltee la mirada hacia el municipio pues falta mucho por hacer, por ello suscribo totalmente las valientes palabras vertidas en el informe que me convencieron y motivaron aportar mi granito de arena, “la solución no está en tarjetitas milagrosas, no puedo decirle a mi pueblo “fuchi o wuacala” ante los crecientes problemas, se requieren acciones contantes y sonantes que impacten en el desarrollo del municipio, ¡me eligieron para dar resultados, no explicaciones!”

No hay duda eso es lo que se ocupa y por ello convocó en primer lugar a mis compañeros antorchistas e invito respetuosamente a la población en general a que se disponga a sumar su esfuerzo, el primer paso debe ser la lucha por el proyecto del agua potable y en ello cuentan con el apoyo irrestricto de todos los antorchistas, que como hasta ahora lo hemos hecho, daremos nuestra mano solidaria. El camino es riesgoso, sin duda habrá muchas vicisitudes, vendrán ataques, pero quienes soñamos con el progreso sabemos que no hay otra vía, así que adelante sin dudarlo como dice nuestro himno ¡Antorcha con el pueblo triunfará!