Antorcha: 45 años luchando contra la pobreza, el principal mal de México

Por Jaime Chacón Llanas

En este 2019, el Movimiento Antorchista Nacional (MAN), cumple un año más de vida, en éstas más de cuatro décadas ha venido organizando y concienciando a hombres y mujeres, con  la meta de construir un país más justo y equitativo, que no es otra cosa, que  sólo materializar los derechos  elementales que consagra nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), que desde luego no son  lujos ni necesidades superfluas. En el siglo XX ya la sociedad clamaba justicia, en virtud de que había demasiados excesos por quienes gobernaban, además muchas desigualdades e injusticias, y en consecuencia nuestros antepasados combatieron y lucharon arduamente a tal grado que dieron hasta su vida para que hoy gocemos de una serie de derechos, que son garantías elementales que el estado mexicanos debe respetar y cumplirlas.

Una vez consumada la revolución mexicana se tuvo como fruto una nueva constitución que fue promulgada el 5 de febrero de 1917, en la cual el Congreso Constituyente dejó escritos una serie de derechos sobre todo sociales que permitirían supuestamente facilitar a los ciudadanos el desarrollarse en autonomía, igualdad, libertad y así como generar condiciones económicas para que tuvieran una vida digna, es decir, que todos los mexicanos tuviéramos justicia.

Y en ese sentido, el  sueño de los revolucionarios era plasmar esos derechos para que se materializaran, lo que ha quedado en meros derechos de papel, pues los partidos gobernantes de esa época nunca los materializaron, (ni ahora con la cuarta transformación), como consecuencia sigue habiendo graves problemas como la pobreza, inseguridad, mala educación, falta de vivienda, etc.

Antorcha nació hace 45 años, precisamente porque no se resolvían los problemas de los mexicanos, ya los partidos habían quedado rebasados, pues no ofrecían  alternativas objetivas que resolvieran los problemas de raíz,  sus acciones eran aspirinas para un cáncer terminal, y el verdadero problema que es la injusta distribución de la riqueza producida por la clase trabajadora de México quedaba intacta, lo que generó que por un lado haya más de 100 millones de pobres que apenas ganan para malcomer y tienen que sufrir todo tipo de dificultades como trabajar horas extras, en días de descanso,  vivir de fiado y de préstamos, etc., para poder sacar adelante a la familia y por el otro un pequeño grupo muy reducido de multimillonarios que lo tienen todo y que no les hace falta nada, pero su riqueza es por el trabajo no pagado y  sobreexplotación de la clase trabajadora.

Por esas razones nació Antorcha y a la fecha se ha extendido por todos los rincones del país donde hay miseria; la lucha, quiero aclarar, no es contra los gobiernos, ni tampoco contra las personalidades que los representan, sino que es contra la miseria e injusticia que padece el pueblo, es por eso que organiza, concientiza y se gestionan en los tres niveles de gobierno, obras, servicios, vivienda, salud, etc., para todos aquellos mexicanos que han solicitado que la organización los represente y abandere en sus solicitudes.

En ningún momento ha solicitado apoyos para beneficio personal de la dirigencia -como lo ha sostenido en más de 70 veces el Presidente de República el Lic. Andrés Manuel López Obrador-, sus palabras han quedado en grilla barata que no ayudan a que el país salga adelante y además al hacerlo viola y transgrede derechos constitucionales como el de organización, petición y de manifestación. Antorcha está en la legalidad conforme lo marca la constitución y no está pidiendo otra cosa, solo que se cumplan las leyes.

Cuando Antorcha solicita vivienda para millones de  familias hacinadas, no es porque los lideres tengan caprichos, sino porque es una necesidad y además que nuestra CPEUM, la contempla y dice en su artículo 4° “Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa”, pero tal pareciera que el presidente ve el principal problema de México en las organizaciones sociales y en lugar de que se preocupe y ocupe por garantizar el pleno desarrollo y justicia a los mexicanos para bajar el alto índice de  pobreza y marginación que sufrimos resulta todo lo contrario, nos ataca con recursos públicos.

En este aniversario de Antorcha el 11 de agosto en estadio Alfonso Lastras de San Luis Potosí, se hará un recuento de logros y pendientes a través de la gestión en los tres niveles de gobierno, nuestra labor ha generado progreso y justicia, no pedimos otra cosa más que regresen nuestros impuestos en acciones sociales. Los más pobres, que somos mayoría aportamos más, (por ejemplo, nacemos y el Acta de nacimiento es impuesto, nos casamos y el Acta de lo Civil es otro impuesto, y morimos el Acta de defunción es otro impuesto), y por tanto, pedimos que se devuelvan para resolver las necesidades de miles de mexicanos. Suman más de 3 millones de ciudadanos organizados  que ya están hartos de que los gobiernos se burlen de sus necesidades y sólo lleguen a la cúspide para resolver sus problemas personales y de sus allegados, pues así se ha visto en cada partido que llega al poder, por esa razón la gente desterró al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el pasado proceso electoral y en castigo votó por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA),  no porque fuera la mejor opción sino por el hartazgo de la gente y su esperanza de que se le hiciera justicia, sin embargo, ya se escuchan inconformidades, lamentos y arrepentimientos porque las políticas implementadas por el gobierno federal han resultado en perjuicio de los más pobres, muchos de los cuales votaron por AMLO.