Buenas señales en Fresnillo

En otras ocasiones me he ocupado de los problemas que enfrentamos en distintos puntos de la geografía nacional y estatal para la atención de necesidades carácter elemental que tienen que ver con obras y servicios de carácter básico, acciones de carácter social como mejoramiento a la vivienda, asistencia alimentaria y apoyos educativos entre otras acciones que constituyen actos de justicia social.

             He informado también como después del 1 de julio amparados en la cruzada emprendida por el Presidente de la República para acabar con los “intermediarios” muchos funcionarios de todos los niveles se niegan en absoluto a establecer diálogo con la dirigencia antorchista so pena de ser castigados por la Federación como si su obligación fuera cumplir los designios del Ejecutivo Federal para no atender las necesidades cuando debieran  escuchar sin distingo partidista a quienes les confirieron el poder y por los cuales protestaron honrar y hacer valer la Carta Magna.

            Grato contraste se estableció desde el primer momento en Fresnillo donde el Lic. Saúl Monreal a pocos días de iniciada su administración manifestó la voluntad de escuchar y buscar alternativas de solución a las demandas expuestas por los antorchistas encabezadas por su líder el Ing. Guillermo Guerrero Viramontes. Lamentablemente como muchas veces pasa, creyendo que le hacen un favor a su jefe quitándole de encima a los “enfadosos antorchistas“ pasaron semanas y no hubo concreción de la respuesta al pliego petitorio.

            Como dije, varias semanas pasaron y a pesar de la insistencia de mis compañeros, no se concretaba la reunión, al fin el día de ayer 4 de septiembre mis compañeros  sostuvieron con el Alcalde un diálogo que se desarrolló en un ambiente propositivo y sin desconocer las grandes dificultades financieras producto de los caprichosos recortes presupuestales de la Federación ahora hay oportunidad de atender a miles de fresnillenses pertenecientes a los sectores más desprotegidos.

            Vale recordar que han sido años que el antorchismo mediante gestiones federales y estatales ha aportado al desarrollo del municipio, a manera de ejemplo baste recordar algunas de las acciones recientes:

1. Cancha con pasto de la escuela técnica No. 74, ubicada en la colonia Los Olivos

2. Domo es escuela primaria en la comunidad de El Barranco

3. Domo en la escuela primaria en San Gerónimo.

4. Domo en la telesecundaria de Buenavista de Trujillo,

5. Pavimentación  de la calle Manuel M. Ponce en El Pardillo II

6. Domo en la escuela primaria de El Mezquite

7. Cancha de usos múltiples en la telesecundaria del 6 de Enero.

8. Domo en el CECyT  de San José de Lourdes y CECyT de Rancho Grande.

9. Cancha con pasto sintético en la colonia Miguel Hidalgo.

10. Domo en escuela primaria Las Catarinas

             Lo anterior solo es una síntesis de los domos, carreteras, pavimentación de calles y obras de infraestructura básica impulsadas por el antorchismo que sin distingo de partido, contrario a lo que dicen nuestros detractores siempre hemos luchado por el bienestar de las familias aunque ello implique riesgos, ataques y manifestaciones masivas para hacernos escuchar.

            Por ello aplaudo la sensibilidad de Saúl Monreal Ávila, esperaremos atentos los avances que se logren en estos días deseando que el 17 de septiembre concreten los acuerdos ya dibujados en la reunión efectuada, ojalá el ejemplo sirva para que otros Alcaldes como Herminio Briones  de Pinos, sigan la misma línea y que aún con las limitaciones existentes se privilegie el diálogo constructivo y se entienda que si los antorchistas encabezamos las demandas de las comunidades y colonias, lo hacemos movidos por la apremiante necesidad de elevar la calidad de vida de los que menos tienen. En hora buena para los fresnillenses. Vale.

Por Osvaldo Ávila Tizcareño / Dirigente Antorchista de Zacatecas