«Con revocación del mandato, el pueblo tiene la última palabra»: Diputado Omar Carrera

Durante la sesión de este día, el Diputado Omar Carrera Pérez, de morena, hizo referencia a la Revocación de Mandato aprobada en el Poder Legislativo de la Federación.

«Nos recuerda la necesidad de revalorizar la importancia de la participación ciudadana como base de la soberanía para incidir en el sistema político y electoral, colaborando de esta manera para lograr una cultura de la democracia directa en México, así el pueblo tiene la última palabra», dijo.

Detalló que la revocación de mandato es un instrumento jurídico constitucional por el cual los ciudadanos pueden revocar mediante una votación a un funcionario público antes de que expire el periodo para el cual fue elegido.

La revocación de mandato es uno de los instrumentos de la democracia directa, los otros son: referéndum, plebiscito y la iniciativa popular.

«Uno de los objetivos que se plantearon desde los inicios de la lucha política para reestructurar el sistema de Gobierno en nuestro país era el que la consulta popular y la revocación del mandato, fueran una realidad para México».

«No podíamos llamarnos así mismo, un sistema democrático, cuando la democracia sólo se ejercía para elegir a quien ocupa los cargos de representación popular, pero no para, en un acto de justicia, fuera a través de la misma decisión colectiva como se removiera a aquellos ciudadanos que ocupando un cargo no lo hicieran de forma cabal y productiva», insistió.

Ante los legisladores asistentes enfatizó que México y sus sistema político-electoral han escrito una nueva historia en el libro de la historia de nuestro país, donde esas dos figuras: la consulta popular y la revocación del mandato, alcanzan un valor constitucional único y que debe, obviamente, ejercerse siempre que sea necesario.

«Nuestro país está alcanzado un grado de madurez política, sólo visto en los procesos transformadores que han ocurrido, como es el caso, cuyos trabajos son liderados por el propio Presidente de la República».

«Nunca debemos olvidar que estos beneficios derivan en la aprobación de un instrumento jurídico que se pone a disposición de la sociedad, pues entre los cambios está que sólo la ciudadanía podrá solicitar la revocación de mandato, no el presidente, ni el Congreso de la Unión, y quien organizará esos procesos será el Instituto Nacional Electoral (INE)», insistió.

Exhortó a los legisladores a ser los primeros en entender, para luego poder transmitirlo a la sociedad, que la revocación de mandato es un instrumento constitucional en la que los ciudadanos eligen si un funcionario público electo popularmente para cierto periodo continúa su mandato.

«Dándole cabal cumplimiento al artículo 39 de nuestra Constitución, ‘El pueblo pone y el pueblo quita’, aunque otros, contrario a esta postura tratan de hacer creer que lejos de ser una configuración electoral y democrática favorable, se tengan implicaciones negativas que puede suponer la remoción del jefe del Estado mexicano», añadió.