Cumple Gobierno de Alejandro Tello con campo zacatecano

Zacatecas, Zac.- En solo dos años de gobierno, Alejandro Tello cumple el Contrato con el Campo al impulsar la reordenación productiva, la recuperación del suelo, proteger el patrimonio y la herencia de más de 125 mil familias que trabajan y viven de las actividades agropecuarias.

 

El año pasado, el Gobernador Tello puso en marcha el Programa de semilla mejorada, biofertilizantes y pileteo. Debido a los buenos resultados, para 2018 incrementó de 4.5 a 6.7 millones de pesos el presupuesto, para atender 3 mil 500 hectáreas que son cultivadas por 500 productores.

 

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría del Campo (Secampo), firmó los convenios para la aplicación del programa de semilla certificada, biofertilizante y pileteo en 3 mil 500 hectáreas, para beneficio de 500 productores, con una inversión de 6.7 millones de pesos.

 

Ante autoridades de la Secretaría de la Función Pública (SFP) fueron entregados los cheques del seguro catastrófico a los productores de la región de Juan Aldama, Miguel Auza, Río Grande, Pánuco, Calera y Villa de Cos.

 

El Ejecutivo convocó a cambiar las inercias e impulsar el cambio cultural para las buenas prácticas de labranza, dejar de lado el uso de los químicos para aplicar los biofertilizantes que son más amigables para el medio ambiente.

 

Las tierras necesitan el cambio y transitar a la producción orgánica -dijo Adolfo Bonilla, titular de Secampo- al explicar el protocolo para la certificación, proceso de desintoxicación de la tierra, que tardan máximo 36 meses, pero con los cuales gana la tierra y las familias obtienen mejores precios.

 

Cambiar el monocultivo del frijol que aceleró la desertificación de la zona norte del estado, implementar la aplicación de la rotación con maíz, girasol, cebada, trigo, es una de las propuestas del contrato que firmó Alejandro Tello con los agricultores.

 

Con este programa, Zacatecas se suma a la tendencia mundial a sacar los químicos e incursionar a productos amigables del medio ambiente; ganar la batalla a la desertificación con la recuperación del suelo. “El que gana es el suelo, que recupere los nutrientes”, señalaron, a su vez, los productores.

 

Asimismo, dijeron que con los biofertilizantes y la producción orgánica cuidamos el medio ambiente, el suelo que es nuestro único patrimonio y la herencia para nuestros hijos.

 

Jaime Morales, encargado de este programa de la Secampo, explicó que se implementa en módulos de 50 hectáreas con cultivos básicos y forrajeros, y los productores aportan 50 hectáreas como espejo para ver el resultado de la estrategia.

 

El Secretario del Campo, acompañado por técnicos y extensionistas, recorrieron las parcelas donde participan 8 Sociedades de Producción Rural (SPR), integrada por 71 productores, en 595 hectáreas sembradas de maíz, frijol y avena en Río Grande, Juan Aldama, Sombrerete y Miguel Auza.

 

Con ocho SPR de Frenillo, Jerez, Calera y nueve SPR de Guadalupe, Pánuco y Villa de Cos, observaron el rendimiento de las semillas certificadas validadas por el Inifap y la aplicación del paquete tecnológico.

 

Adolfo Bonilla supervisó las 100 mil hectáreas sembradas de frijol negro y recogió las inquietudes de los productores sobre el pago de los estímulos al acopio de frijol. Constató que el programa lleva un avance del 50 por ciento en el pago a productores y acopiadores con el incentivo de 1.50 pesos para el frijol pinto y 1.25 pesos para los negros.

 

Durante el recorrido fue acompañado por el Subsecretario de Agricultura, Jesús Vallejo; el Alcalde de Miguel Auza, Armando García; Gerónimo Reveles, director de Desarrollo Rural de Fresnillo; Héctor Pastor, secretario del Ayuntamiento de Guadalupe, y Raymundo Galván, representante del edil de Juan Aldama.