Home / TOLOSA 100 / Deudas, proveedores y montos: chantaje político | Tolosa 100

Deudas, proveedores y montos: chantaje político | Tolosa 100

Por Antonio Salas.

¿Es usted proveedor del Gobierno de Fresnillo y le deben? Quizá su nombre y monto de deuda sea parte de los que se han publicado, como forma de presión y chantaje político, que por cierto en nada beneficia precisamente a los que aparecen en esas listas.

Si nada pasa, de aquí a un año por estas fechas ya sabremos quienes serán los suspirantes que con suerte pudieran aparecer en las boletas electorales del 2018.

En la política hay dos tiempos, los del calendario institucional y los que le marcan a cada interesado aparecer o no en la escena, según sea su interés.

La batalla que se libra al interior del Gobierno de Fresnillo y cuya parte más mediática es el pago o no de deudas heredadas por otras administración no es parte más que de ese proceso de posicionamiento de fuerzas políticas.

Y cuando hablamos de posicionamiento, no por fuerza tiene que ser de forma positiva, pues ha quedado claro que unos sin darse cuenta terminan siendo excelentes marionetas, manipulados por otros que ni el escenario pisan: cuidan sus formas.

El asunto del dinero es clave. Delicado desde su esencia misma. Las finanzas públicas o privadas representan el valor capital que cada quien le da a su desempeñoo esfuerzo. Desde lo gubernamental o como micro, pequeño o gran empresario.

Actualmente los mecanismos que facilitan a cualquier ciudadano el acceso a la información pública y que esos mismos deberían garantizar la transparencia en los manejos financieros de las arcas públicas dan al ciudadano derecho para conocer cómo se gastan sus contribuciones.

Sin embargo, me parece que publicar de forma deliberada los nombres de los proveedores, quienes sean, no es precisamente bajo las garantías de acceso y transparencia, pues no es el mecanismo.

Exhibir sus nombres y los montos en cuestión, además de ser un mecanismo de chantaje barato, podría poner en riesgo a quienes aparecen en esas listas, pues esa información podría incluso atentar contra su seguridad personal y la de sus familias.

No es a quién se le debe, cuánto se le debe o porqué se le debe, o si son tranzas o no, si es pago a favores políticos o no, vaya… esos son asuntos que deben de resolverse en lo administrativo o lo legal.

El tema es que se chantajean unos a otros exhibiendo nombres y cifras como si eso abonará.

Nada es casualidad y sin duda, los forcejeos políticos y económicos van ya muy direccionados a resolver posiciones y cotos de poder con miras al siguiente año, en que se vivirá la madre de todas las batallas electorales.

La pelea está declarada: las armas son los pasivos y los nombres de los proveedores, no hay más.

No importa si las deudas son heredadas o nuevas, si es por un peso o por millones, el asunto es el impacto que este asunto tiene en lo social al montarlo al ring mediático.

Y mire que hay más de uno que además de ser colectores de información, casi reporteros, también resultan ser analistas financieros, médiums políticos y economistas de closet.

Tan convencidos de sus escenarios mentales, que terminan convenciendo a otros.

La campana sonó y los golpes iniciaron, unos altos, pero sobre todo muchos, la mayoría, como golpes bajos.

Nada es casualidad y el 2018 está más cerca que nunca.

Nos leemos pronto… Tolosa 100.

Visite también

Transparencia y Rendición de Cuentas como factor de Desarrollo Económico | Tolosa 100

Por Antonio Salas. Sin duda alguna Fresnillo es una tierra de emprendedores, más de 400 …