Enjambre, “Contentos, agradecidos y honrados”: Luis Humberto Navejas

Por Antonio Salas | @antoniosalas81

En plena preparación de un tour por Europa, Sudamérica, Estados Unidos y la República Mexicana; nueva música y con taquilla abierta para el Palacio de los Deportes en noviembre, Enjambre regresa a Fresnillo con su gente y para develar un mural en su honor.

Mural Homenaje: RONA Colectivo Urbano.

Luis Humberto Navejas Díaz, líder de la banda, quien llegará a los 40 de edad este año, se escucha conmovido del otro lado del teléfono cuando se le pregunta sobre el arte plástico que, en el cruce de Paseo del Mineral y Avenida Plateros, será un homenaje a las más de dos décadas de trayectoria musical.

No existen palabras para decir lo contentos que estamos y lo agradecidos y honrados; que ni contentos, ni agradecidos, ni honrados son suficientes para decir lo mucho que nos conmueve el mural”, dice.

Los Navejas Díaz, 1996.

Rafa y Julián, sus hermanos, así como Javier Mejía y Ángel Sánchez, han sido una influencia clara para las nuevas generaciones de músicos en distintas regiones del continente, los tonos melancólicos de sus melodías siempre evocan los sonidos con los que crecieron en los 80’s en el Fresnillo que a diario ve a su gente salir a dar lo mejor ya sea en la mina, el campo de labranza o en las nuevas industrias.

Nosotros venimos de una ciudad pequeña que se llama Fresnillo, Zacatecas y de un país que es un nuestra bella República Mexicana, donde no necesariamente siempre se nos exhorta a buscar lo que queremos hacer”.

No somos absolutamente diferentes a ningún otro fresnillense, ni gozamos de ningún otro privilegio para no hacerlo. En Fresnillo, como individuos, los fresnillenses somos gente de una esencia peculiar; no sé por qué, pero tiene una cierta magia esa ciudad; en un futuro no muy lejano veremos más paredes llenas de personas que van a lograr cosas importantes”, dice emocionado.

Enjambre en Fresnillo.

El trato sencillo que le caracteriza se percibe de igual manera cuando en persona que del otro lado de la línea. Aunque nacido en California, sus genes fresnillenses resaltan cada vez que existe una referencia al sitio ubicado a 700 kilómetros al norte de la Ciudad de México, ahora sede de la agrupación: “Fresnillo es el lugar que consideramos verdaderamente nuestro hogar”, subraya.

De pronto, sus expresiones son la mezcla perfecta entre un fan, que admira a #Enjambre y la de un fresnillense, orgulloso por los logros sobre el escenario.

Es difícil describir, porque yo jamás me imaginé que alguien fuera a hacer algo así, siempre lo primero que pasa por la mente es que ‘nos gusta lo que hacemos, nos sentimos afortunados, bendecidos de dedicarnos a lo que nos dedicamos’, a lo que nos dedicamos pocos pueden y ya de entrada dedicarnos a lo que hacemos es una cosa como fuera de la norma. En sí, es una propia recompensa” 

El arraigo por el terruño ancestral ya quedó impreso en las páginas de la historia musical que ha escrito Enjambre: “Proaño” álbum que vio la luz en el 2014 es en sí, como lo expresa Navejas, un tributo por completo a Fresnillo, su magia y su gente, entre ellos su familia y amigos.

Pintar un mural de la banda nos enternece el corazón y nos toca de gran manera, puedo pensar que cada que mi mamá y mi papá pasen por allí van a estar muy contentos y eso me alegra mucho”.

“En el Rock and Roll uno cree que va a decepcionar a sus padres o más bien que siempre somos las ovejas negras o los despreciados como decimos en la canción de ‘Sábado Perpetuo’, nunca pensamos que vamos a hacer a nuestros padres sentirse orgullosos y ahora, con esto, pues por lo menos ya se nos está cumpliendo”

Enjambre regresa a Casa.

El lunes 22 de abril, participarán en el Festival Cultural de Fresnillo 219 “Cultura por la paz”, una oportunidad más para reunirse con los suyos: fans, amigos y familia.

Estamos contentos de poder entretener a las personas del lugar que nos dio todo lo que nos construyó como seres humanos, esa es una alegría particular que tenemos hacia nuestras presentaciones en Fresnillo, lo que cantamos y expresamos siempre es una consecuencia del entorno”, señala.

“La gente de Fresnillo se conecta aún mejor porque pues de allí somos y de alguna manera, si en cualquier lado se identifica la gente con lo que cantamos, yo creo que Fresnillo es natural porque es similar a lo que nosotros sentimos”.

Poniendo el nombre de Fresnillo en alto.

Sin embargo, lamentó que hace poco más de una década, se conozca más a Fresnillo en el entorno nacional, por información desafortunada ligada a la inseguridad que por los logros de los habitantes de la ciudad.

“Es muy triste lo que luego escucho sobre lo que está pasando, es una cosa para mi difícil de entender y sobre todo el tiempo que lleva, pero sigo teniendo fe en el ser humano en general y en el ser humano fresnillense en particular, creo que, si antes había sido difícil el salir de allí, el crecer y el volver, es ahora un más y es un verdadero reto”.

“A pesar de que escucho historias y conozco personas que están pasando por situaciones difíciles debido a estos males que tiene la ciudad, afortunadamente no conozco de primera mano”, añadió.

Nueva música: 2019 ¡Con todo!

De momento la agenda de Enjambre está llena. El encuentro cara a cara con su público acapara los tiempos, apenas dejando margen para preparar el tour que comprenderá Europa, Sudamérica, Estados Unidos y una extensa lista de ciudades al interior del país, poniendo la cereza en el Domo de la Magdalena Mixiuhca.

El Palacio de los Deportes hasta ahorita es la presentación más grande que tenemos para el 2019 y para entonces tendremos más música nueva. Que mejor lugar que presentarlo en un foro de esa magnitud, donde pueda haber suficiente espacio para la convocatoria propia de lo que estamos presentando”, finaliza en referencia al concierto programado para el 30 de noviembre de este año.