Entrega Gobierno del Estado bordo, línea de conducción y apoyo a productores de Loreto por 5 mdp

Al inaugurar el bordo en La Alquería, la línea de conducción y la siembra de 150 mil alevines de la presa El Lobo, el Secretario del Campo, Adolfo Bonilla Gómez, y el alcalde de Loreto, José Luis Figueroa Rangel, respaldaron la construcción de la Presa Milpillas, al destacar que por encima de cuestiones técnicas está el derecho humano, «porque, si no hay agua, no hay vida».

 

Adolfo Bonilla Gómez señaló que para el agua no se debe escatimar un peso y menos en el altiplano mexicano. Zacatecas presenta un déficit de 383 millones de metros cúbicos al año y sólo retenemos el 30 por ciento del agua de lluvia, por la falta de obras de captación y por la veda que por más de 50 años sufre Zacatecas.

 

El Gobierno del Estado a través de la Secampo, impulsa los programas de construcción de presas y bordos para la captación de agua y la tecnificación de los riegos para el uso racional y sustentable del agua, ya que el 86 por ciento del agua que se extrae es para el uso agropecuario.

 

El alcalde de Loreto y la senadora Claudia Anaya coincidieron con el Secretario del Campo en dejar de lado los colores y luchar todos por Zacatecas.

 

«Debemos ponernos de acuerdo en los temas sensibles como la captación de agua en Zacatecas, porque es para nuestra sobrevivencia», dijo José Luis Figueroa, al respaldar la propuesta del Gobernador Alejandro Tello de que cristalice el proyecto Milpillas.

 

Primero Zacatecas y sus causas, manifestó la senadora Claudia Anaya, al sumarse a favor de la construcción de la Presa Milpillas, y a la propuesta del senador José Narro, de recuperar los 20 mil millones de pesos recortados para el campo y los 700 millones de pesos del Fondo Minero. «No debemos regatear en las cosas que beneficien a México y Zacatecas», acotó.

 

El Gobierno de Alejandro Tello cumplió en menos de dos años con la construcción del bordo de La Alquería, con inversión de 1.2 millones de pesos, para una cortina de 460 metros lineales y que captará 56 mil metros cúbicos para el abrevadero de 500 cabezas de ganado.

 

El alcalde de Loreto significó la cosecha de agua, porque es recarga del valle de Loreto, que en los últimos años de tener el agua superficial a 40 o 60 metros, ahora se busca a los 350 metros de profundidad, y hay casos como la Concepción, donde han perforado a 700 metros y no se encontró el líquido.

 

La presidenta de la obra del bordo que llevará el nombre de «Alberto Echeverría Lozano», Angélica Montoya, sintetizó: «si no hay agua, no hay vida».

 

«En menos de seis meses el Gobernador Alejandro Tello recoge su palabra empeñada, al sembrar 150 mil alevines y entregarnos la línea de conducción en la presa El Lobo», refirió el comisariado ejidal, Pablo Ortiz Zapata.

 

La Secretaría del Campo y el Ayuntamiento de Loreto ampliaron el programa de reforestación a 20 mil plantas de mezquite y, con la suma de la diputada Carolina Dávila y la Secretaría de Obras Públicas, impulsarán la conservación de caminos sacacosechas y el desazolve de la vieja presa de El Lobo.

 

ENTREGAN INCENTIVOS AL CAMPO LOS TRES ÓRDENES DE GOBIERNO

 

Con el programa de Concurrencia con Municipios, los gobiernos del estado, federal y municipal entregaron apoyos por 4 millones de pesos, en beneficio de 153 productores de 36 de las 73 comunidades que tiene Loreto.

 

La reparación de cuatro tractores, molinos, sembradoras, remolques, insumos para la producción agropecuaria, fueron los incentivos que se entregaron.

 

El Secretario del Campo, Adolfo Bonilla, acompañado por el alcalde José Luis Figueroa Rangel, la senadora Claudia Anaya y los representantes de José Narro Céspedes, Rodolfo Acuña Nieto, Jaime Ramos y Fredy González, del FPLZ, entregaron semilla de avena del programa Fortalecimiento a las Actividades Agrícolas, a 200 productores de los municipios de Villa García, Pánfilo Natera, Villa Hidalgo y Loreto.

 

A nombre de los beneficiarios, Alejandro Cruz Robles aseguró que con estas políticas públicas alientan la esperanza para seguir en la transformación del campo. «Nada más nos faltan las buenas lluvias para complementar los buenos apoyos que hemos recibido de los gobiernos federal, estatal y municipal», concluyó.