Estudiantes de Universidades del Bienestar tienen respaldo de AMLO: Verónica Díaz

Al supervisar los trabajos de la Universidad del Bienestar “Benito Juárez García” en el municipio de Pánfilo Natera, la delegada de Programas para el Desarrollo en Zacatecas, Verónica Díaz Robles, subrayó que los jóvenes que se integran a este sistema de educación superior cuentan con el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y de su gobierno, pues hoy el Estado Mexicano está comprometido con generar oportunidades para garantizarles el acceso a una carrera profesional, gratuita y de calidad.

Acompañada por la subdelegada de Programas para el Desarrollo en la región Guadalupe, Priscila Benítez Sánchez; el presidente municipal de Pánfilo Natera, Juan Pablo Contreras López, y el cuerpo docente, Díaz Robles destacó que ante la lucha del Gobierno de México por terminar con un modelo caduco, que privilegiaba la privatización, la primera generación de estudiantes de las Universidades del Bienestar estará inscrita en la historia del país ya que contará con oportunidades para desarrollarse profesionalmente en el marco de uno de los proyectos que el Presidente cuidará de manera enfática.

Añadió que el proceso de operación de las Universidades del Bienestar se conduce de la manera correcta y contribuye a hacer realidad el compromiso del Gobierno federal con la educación, pues, a partir de la nueva reforma educativa, la obligación del Estado es darle a nuestros jóvenes, y a quien se quiera formar, la oportunidad de estudiar una carrera y de contar con las herramientas  necesarias para lograr su objetivo.

La Universidad del Bienestar de Pánfilo Natera oferta la carrera de Ingeniería Agroalimentaria, la cual tiene una duración de ocho cuatrimestres, y el próximo 10 de junio se abrirá la plataforma para la inscripción de nuevos alumnos. Mientras tanto, gracias a la coordinación entre el Gobierno de México y la administración municipal, 47 jóvenes inscritos reciben clases, de manera provisional, en la Casa de Cultura municipal, la cual cuenta con aulas, gimnasio, área verde y cafetería, donde los alumnos pueden recibir un desayuno por 10 pesos.

Además, con la intención de aprovechar la vocación económica del estado, se abrieron las Universidades del Bienestar en Mazapil, donde se ofrece la carrera de Minería, y en Pinos, que oferta Ingeniería Ambiental. Al respecto Verónica Díaz Robles refirió que este nuevo sistema educativo vincula a los jóvenes con el desarrollo de sus comunidades ya que podrán aplicar sus conocimientos para contribuir a mejorar las actividades productivas.

“Ustedes pueden sentirse orgullosos porque estudiarán una carrera que impulsará el desarrollo de esta parte del territorio y podrán apoyar a nuestros campesinos que hoy necesitan sus ideas y sus innovaciones para mejorar los ciclos productivos”, expresó.

Asimismo la delegada informó que los estudiantes de las Universidades del Bienestar  recibirán la Beca Jóvenes Escribiendo el Futuro con la única condición de mantenerse matriculados. No obstante, los conminó a realizar su mayor esfuerzo para aprovechar la oportunidad, con un buen rendimiento escolar y asistencia a sus clases, “pues su único objetivo debe ser estudiar”.

En tanto, dijo que la Delegación de Programas Para el Desarrollo trabajará para dar seguimiento al proceso de inscripción al programa de becas y para que tengan las condiciones idóneas de equipamiento e infraestructura, por lo que ya se avanza en la construcción del edificio que albergará a la Universidad.

Por su parte, el presidente municipal, Juan Pablo Contreras, manifestó la disposición de su administración para coadyuvar a la consolidación de la Universidad del Bienestar. Dijo que el espacio donde actualmente se atiende a los estudiantes es provisional y dado que las 100 Universidades que se abrirán en el país ya tienen un presupuesto asignado, en breve se contará con instalaciones propias.

El edil puntualizó que lo fundamental es que los jóvenes de Pánfilo Natera y de otros municipios de la región tienen el ánimo de estudiar una carrera y de hacer historia al formar parte de la primera generación de las Universidades del Bienestar.