Exhorta Héctor Menchaca a Estado y Municipio a potencializar el Turismo en Plateros

El diputado Héctor Menchaca, morena, presentó un Punto de Acuerdo exhortando al Gobierno Estatal y al Municipal para que aprovechen, impulsen y reactiven el potencial turístico del Santuario del Niño de Atocha, en Plateros.

Desde la máxima Tribuna del Estado, el legislador fresnillense, dirigió su mensaje a las Secretarías de Turismo y a la de Economía del gobierno estatal, para que en coordinación con el Gobierno de Fresnillo implementen una estrategia integral en beneficio de esa población.

“México siempre se ha caracterizado por una profunda devoción religiosa, que data de la época prehispánica donde las primeras culturas eran politeístas y tenían un profundo respeto por las deidades”, exclamó.

“El espacio sagrado, se constituye en un lugar específico donde el hombre religioso manifiesta sentimientos que lo acerquen a lo divino. En términos prácticos, estos lugares son sitios de peregrinación a los que se acude por considerarlos divinos”.

La exposición de motivos detalla que el turismo espiritual se analiza a través de 4 enfoques: el espiritual por ser un medio para el individuo de acercamiento a Dios; el sociológico por permitir al creyente conocer mejor la historia del grupo religioso al que pertenece y ensalzar sus lazos con la comunidad.

Así como el enfoque cultural ya que permite al creyente como no creyente comprender las religiones profesadas en una sociedad tanto en el plano histórico, como sociológico, simbólico, etnológico, cultural e incluso político; y el geográfico al observar las modificaciones en los flujos de personas y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado turístico.

En México se tiene registro que anualmente 30 millones de personas realizan turismo espiritual, siendo los tres principales lugares sagrados de mayor afluencia de feligreses los siguientes la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México; la Basílica de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en Jalisco y el Santuario del Santo Niño de Atocha en Plateros, Zacatecas.

En estos sitios religiosos se concentra el 75% de los turistas espirituales, por ello tienen una gran relevancia para este tipo de turismo.

“Así, el Santuario del Santo Niño de Atocha recibe anualmente a 1.5 millones de peregrinos y es poseedor de un gran patrimonio artístico y religioso que caracterizan a este lugar como único dentro de su ramo, la estructura de la iglesia es ejemplo de ello, ya que cuenta con una arquitectura barroca y una gran puerta principal de cantera rosa y su fecha de construcción data de hace más de 200 años”, detalló.

Agregó que esto representa un ingreso económico para el 90 por ciento de las familias que habitan en Plateros. De igual forma significa una derrama económica importante para el Municipio de Fresnillo.

Exhortó que la estrategia contemple una solución al problema de inseguridad que la comunidad de Plateros padece actualmente, situación que ha provocado la disminución de visitantes religiosos y que afecta directamente a la economía de esta comunidad y la afluencia de turistas religiosos, mismos que han disminuido en los últimos años por la percepción de violencia.

“La estrategia para salvaguardar a Plateros debe apostarle a una mejor infraestructura y a una mejor organización del comercio todo esto acompañado de un plan de seguridad que tenga a fin la integridad de los visitantes, por ello se requiere de una labor coordinada de las autoridades estatales y municipales, así como otorgar mayores recursos para fomentar la infraestructura turística de la comunidad de Plateros”, dijo.

Lamentó que en los últimos 4 años la afluencia de visitantes religiosas ha disminuido en un 70 por ciento, reflejo del estado de emergencia en el que se encuentra Fresnillo, municipio que encabeza todos los indicadores de inseguridad en la entidad, delitos como: homicidios, robo a vehículo y robo a negocio presenta números rojos.

Finalizó solicitando a las dependencias aludidas considerar de manera urgente la implementación de una estrategia integral para el rescate de uno de los lugares sagrados más importantes del país para la comunidad religiosa, y uno de los sitios turísticos que mayor derrama económica representa para Zacatecas.