Geovanna Bañuelos a favor de licencia de paternidad por 45 días

Con el fin de romper con estereotipos de género, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre propuso otorgar a los hombres la licencia de paternidad de cuarenta y cinco días laborables por el nacimiento o adopción de sus hijos.

“La licencia de paternidad es un derecho que tienen los padres después del nacimiento o adopción de sus hijas o hijos con el objetivo de participar en su crianza y la consolidación del vínculo parental”.

La iniciativa presentada también por la senadora Nancy de la Sierra, busca establecer dentro del artículo 132, fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo el concepto de “licencia de paternidad”. Las legisladoras del Grupo Parlamentario del PT pretenden además que este derecho se pueda ampliar hasta 90 días en caso de fallecimiento de la madre.

“La licencia de paternidad tiene como objetivo la consolidación del vínculo parental entre los padres y sus hijas e hijos, así como la distribución de tareas en el hogar y el cuidado de los hijos, en un momento que la dinámica familiar cambia por completo”, argumentó Geovanna Bañuelos.

“Con ello se asegura que los padres de familia destinen esta licencia al cuidado de sus hijos dentro de los tres meses posteriores al nacimiento”.

La legislación laboral actual, en materia de licencia de maternidad y paternidad, sigue viciada por estereotipos de género que restringen injustificadamente los derechos de las y los trabajadores, resultando en una forma de discriminación directa. “Reconozcamos lo obvio: la Ley hace una distinción con base en el género de las personas”.

La significativa inequidad entre las licencias de maternidad y paternidad existente en la Ley Federal del Trabajo reafirma los roles de género tradicionales y la visión machista que postula que el cuidado de los hijos y del hogar deben ser actividades exclusivas de las mujeres.

Por ello, es deber de los legisladores adecuar las leyes y corregir los vicios legales existentes, a partir de una perspectiva de género y romper con los estereotipos plasmados.

Para Geovanna Bañuelos, es importante reconocer que la responsabilidad familiar es compartida, es decir, el sustento económico y el cuidado del hogar corresponde tanto al padre y a la madre.

En este sentido, la paternidad y las responsabilidades familiares de los hombres deben pasar a ser un elemento normal de la dinámica laboral en el país, pues la interacción del padre con el recién nacido y los hijos pequeños influyen positivamente en el desarrollo infantil.

Es importante destacar que el permiso de paternidad no constituye un periodo de vacaciones para los trabajadores, sino un derecho de convivir con sus hijos tras su nacimiento o adopción.