Inicia el programa La Escuela Es Nuestra con la participación coordinada de gobierno y sociedad

Con el programa La Escuela Es Nuestra (LEEN), el Gobierno de México impulsará la reconstrucción y equipamiento de las escuelas y fomentará la incorporación de las comunidades escolares en la toma de decisiones a fin de transparentar y mejorar la aplicación de los recursos públicos en obras que tengan un verdadero impacto en la sociedad y beneficien a nuestros estudiantes, informó la delegada de Programas para el Desarrollo en Zacatecas, Verónica Díaz Robles.

Ante el inicio del programa La Escuela es Nuestra, Díaz Robles encabezó en el municipio de Pinos la primera capacitación a Servidores de la Nación, figuras educativas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), responsables de Becas Benito Juárez y directores regionales de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), quienes fungirán como facilitadores autorizados.

En ese marco, la representante del Gobierno de México expuso las características de este esquema creado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para beneficiar de manera directa a las escuelas públicas y explicó el proceso para la conformación de los comités Escolares de Administración Participativa (CEAP), que serán los encargados de administrar los recursos.

Díaz Robles indicó que, mediante dichos comités, el Gobierno de México apoyará la reconstrucción de escuelas, el equipamiento y adquisición de mobiliario y tecnologías de la información (computadoras, impresoras, cañones), la rehabilitación de servicios básicos sanitarios y la construcción de bardas perimetrales, entre otras acciones de mejoramiento.

Enfatizó que con la participación directa de los padres de familia y docentes se eliminará el exceso de trámites burocráticos y disminuirán la corrupción, el dispendio, el clientelismo y la discrecionalidad en el manejo del presupuesto destinado a la infraestructura educativa, propiciando el uso honesto de los recursos. Pero lo fundamental, dijo la delegada, es que se fomentará el trabajo colectivo y se promoverá la participación de niñas, niños, jóvenes y padres de familia en la toma de decisiones. 

Para lo anterior se conformarán los comités Escolares de Administración Participativa (CEAP) que se encargarán de las decisiones y administración de los recursos y estarán compuestos por padres de familia, docentes y autoridades escolares, así como estudiantes a partir del cuarto grado de primaria.

La Delegación de Programas para el Desarrollo coordinará a los facilitadores autorizados, figuras encargadas de llevar a cabo las tareas de organización en los centros educativos y que podrán ser desempeñadas por los Servidores de la Nación, promotores de Conafe, responsables de la Becas Benito Juárez y autoridades educativas de los estados. Su función primordial será organizar las asambleas escolares para constituir a los comités Escolares de Administración Participativa (CEAP) en los planteles que serán beneficiados por el programa.

Díaz Robles confió en el éxito del programa ya que se basará en el trabajo y esfuerzo conjuntos de la sociedad y el gobierno, lo que permitirá atender las necesidades reales de las comunidades escolares para contar con espacios dignos para la educación de niños y jóvenes.

Adicionalmente, el Gobierno de México impulsa el programa integral de Becas Benito Juárez para alumnos de educación básica, media superior y superior, “ya que el compromiso asumido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador es garantizar el derecho constitucional a la educación en todos los niveles escolares”.