Jacobo Cruz: La lucha por los recursos de Zacatecas

Hace unos días causó revuelo la noticia de que el estado de Zacatecas recibiría un recorte del presupuesto que destina el gobierno federal a las entidades, tema del que se ocuparon varios personajes de la vida pública y no es para menos,  pues se trata de recursos económicos con que se atiendan necesidades prioritarias de la población que son obligación del gobierno estatal y municipal de acuerdo a la ley vigente.

            Sin embargo, aunque  las opiniones y cifras que se manejaron eran un poco divergentes, al final se centraron en la necesidad de cerrar filas en torno al ejecutivo estatal para  la gestión de recursos destinados para Zacatecas en 2020, el segundo año de ejercicio fiscal del gobierno de la Cuarta Transformación.

            En este tema se tiene el antecedente de que en 2019 se retiraron recursos del Fondo Minero y del Programa 3×1 para migrantes, recursos calculados en cerca de 1000 millones de pesos, mismos que ya no se recibieron en las arcas estatales dejando de producirse obra pública como plazas y jardines, domos en escuelas, pavimentaciones, etc.

            Todo esto abonó a la confusión, por lo que finalmente Jorge Miranda Castro, Secretario de Finanzas de la entidad,  salió a precisar los rubros y montos en los que se reducirían los recursos federales, argumentando que Zacatecas podría tener en su Presupuesto de Egresos para 2020 sólo  28 o hasta 28 mil 500 millones de pesos.

            La serenidad y puntualización con que el funcionario trató el tema no dejó lugar a dudas, el próximo año será difícil para los municipios y el gobierno del estado para hacer frente a varios temas, situación que es incomprensible pues son estos niveles de gobierno quienes reciben directamente la demanda de solución de problemas de obras de carácter básico, de apoyos asistencialistas y muchas ocasiones para compra de medicinas y pasaje de la gente sumida en la miseria, situación que prevalece en todos lados, pero  también en Zacatecas.

            Recordemos que el poder municipal  está enfocado en cumplir con los servicios básicos hacia la ciudadanía; y cuando sus posibilidades se agotan acuden en lo inmediato  al gobierno estatal para solicitar de su auxilio, por lo que la discusión del tema en la Cámara de Diputados el próximo 15 de noviembre será definitiva para  el logro de los recursos que el estado necesita, por lo que se espera ver a los legisladores federales como  José Isabel Trejo, Samuel Herrera, Alfredo Femat, Mirna Maldonado, Oscar Novella, Carlos Pavón, Lydiana Bugarín, Carlos Puente, Alejandra Márquez, Alfonso Ramírez, Reginaldo Sandoval,  Jackelina Martínez,  además de los senadores Claudia Anaya, José Narro y Ricardo Monreal, como representantes de todos los zacatecanos defender a su estado, exigir que se aumenten los recursos y que en concreto se asignen recursos para programas y proyectos como el 3×1 para migrantes, el Fondo Minero, el Ramo 23, la presa Milpillas, para la nómina magisterial, etc.

            Da la impresión que desde el gobierno federal se trata de asfixiar a alcaldes y gobernadores, sobre todo si son de la oposición, – aunque se afecta por igual a los emanados de Morena-, parece venganza política por no  pertenecer al partido oficial afectando con ello al pueblo, el que carece de los más    elemental para sobrevivir.

            Ahora la discusión es la cancelación de los conciertos en la feria local, pero ya se acerca  diciembre y el pago ineludible  de compromisos con trabajadores como aguinaldos y prima vacacional mismos que asumirá el gobierno de Alejandro Tello que requerirá entre 180 millones de pesos y 200 millones de pesos que se adelanta no habrá, como sucede en los últimos años.

            Creo que de forma responsable en el gobierno estatal se resisten al endeudamiento público a pesar de los múltiples problemas descritos y nuevamente el gobernador está llamando a diputados federales y senadores para analizar el Presupuesto de Egresos 2020 y discutir los proyectos prioritarios para el Estado,  ojalá nuestros representantes populares atiendan el llamado de Zacatecas y dejen sentir todo su peso político en favor del pueblo que representan.

            En años pasados, los antorchistas logramos acercar de manera extraordinaria recursos económicos que se aplicaron en obras variadas en municipios como Guadalupe, Fresnillo, Vetagrande, Pinos, Loreto, Trancoso, Valparaíso, etc., pero ahora la política del presidente a cerrado esa posibilidad, por eso también confiamos en la labor de ellos, pues somos testigos de las graves carencias que existen.

            Trascendió que será el 2 de octubre próximo cuando pueda darse esta reunión en la Ciudad de México, coincido en que dados los recortes del gobierno de la Cuarta Transformación se requieren no solo recursos económicos sino una visión integral de los problemas que existen en el estado más allá de colores partidistas.