Home / TOLOSA 100 / La cultura de la “caravana con sombrero ajeno” | Tolosa 100

La cultura de la “caravana con sombrero ajeno” | Tolosa 100

Por Antonio Salas.

En los últimos años, Fresnillo se ha convertido en un referente de la actividad cinematográfica en la región centro-norte de la República Mexicana, el Festival de Cine en Fresnillo ha sido, sin duda alguna, el gran generador de esa tendencia.

Durante este año, el equipo del Festival encabezado por la fresnillense Gaby Marcial, preparan ya la edición de dicha actividad, que ya en preparación a su primera década de existencia muestra, mayor impacto en el entorno artístico y cultural.

Quizá por eso no sea novedad, como en muchos otros proyectos, la tentación por colgarse de las actividades que se hacen en este municipio, algo común no sólo en lo relacionado al arte, sino también visto en el deporte, la política o la movilización social.

Hace algunos meses, la misma Gaby Marcial, quien también funge como directora de la Cineteca Zacatecas viajó a la Ciudad de México y después de tocar muchas puertas gestionando actividades para el estado, logró que una seria de capacitaciones denominadas Polos Audiovisuales se realizaran aquí.

Es claro que, para poder lograr buenos productos, se requiere de un buen entrenamiento, que lleve al artista a lograr su fin, a establecer un vínculo con sus propios compañeros y con el público mismo.

Sin embargo, parece que ese vínculo no ocurre en lo administrativo o burocrático, y no estamos diciendo que haya fricción, rompimiento o cosa similar, pero el que el Instituto Municipal Fresnillense para la Cultura se presente como el gestor de ésta actividad no es muy profesional que digamos.

Menos aún, que en la promoción que escuchamos en días anteriores en la radio fresnillense sobre el mismo, el mismo personal del Instituto desconociera sobre el tema, presentándolo como una actividad de teatro, asumiendo que se llamaba Polos Audiovisuales en referencia a nuestro estimado amigo Polo Smith, los dejó muy mal parados. ¡Por Dios!

El problema es que en Fresnillo el quehacer, la difusión y los procesos de culturización de la ciudadanía van muuuuy lentos.

Un Ágora con sus salas vacías o un Teatro Echeverría que empieza a volverse un elefante blanco pese a la buena voluntad y ganas de trabajar de Juan Carlos Saucedo Gaytán, a quien se le encomendó su cuidado, muestran un dejo de apatía a darle vida.

Bueno, basta recordar que en las últimas semanas se ha visto más actividad artística en las calles: jóvenes músicos que salen a tocar en la plaza pública, apropiándosela y con ellos ganándose el corazón de los fresnillenses.

Algo pasa, pero de ese Fresnillo culto que mucho se presume, como que no se ve mucho y haciendo caravana con sombrero ajeno, menos.

Nos leemos pronto en Tolosa 100.

Visite también

Transparencia y Rendición de Cuentas como factor de Desarrollo Económico | Tolosa 100

Por Antonio Salas. Sin duda alguna Fresnillo es una tierra de emprendedores, más de 400 …