Milpillas, única alternativa ante la disminución de los acuíferos: De León Mojarro

La Presa Milpillas dará más agua y de mayor calidad a los hogares del corredor urbano Fresnillo-Calera-Enrique Estrada-Zacatecas-Guadalupe, y se constituye como la única alternativa ante el permanente abatimiento de los acuíferos en el estado.

 

Debido a esta disminución, la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (Jiapaz) tiene que operar 60 pozos, más que otros organismos similares del país, lo que implica altos costos de electricidad, expuso el Director General, Benjamín de León Mojarro.

 

Detalló que además de ir en aumento el número de pozos, la profundidad promedio de las perforaciones pasó de 250 a 450 metros en 40 años, lo que implica obtener agua con mayores concentraciones de sales.

 

Si bien, la potabilización del agua impide daños a la salud, esas sales se adhieren a las tuberías hasta obstruirlas, dificultando el abasto a los hogares y causando fugas; ello obliga a realizar constantes gastos en reposición de los tramos afectados.

 

Actualmente, los pozos en operación registran, cada año, un abatimiento promedio de 2 metros, y 17 deben ser repuestos debido a que aportan menos de 10 litros por segundo. La perforación de nuevos pozos es una solución temporal debido a que se realiza dentro de las mismas cuencas sobreexplotadas, por lo que su volumen de producción es bajo y dejan de ser útiles en pocos años.

 

Aun con los esfuerzos realizados por la Jiapaz, el agua no alcanza y se recurre a la rotación del servicio en las colonias, pues se extraen 880 litros por segundo y para cubrir a la población actual se requieren 1 mil 300, es decir, casi 50 por ciento más.

 

Ante esta situación, la única alternativa visible a corto plazo para brindar agua de manera más frecuente a los usuarios es la construcción de la Presa Milpillas y un acueducto hacia el principal corredor urbano del estado.

 

Milpillas es una acción de responsabilidad porque si se busca en la hidrología del estado no existen fuentes superficiales ni subterráneas con disponibilidad. Eso es lo que hay que entender, que es un proyecto que da seguridad y sustentabilidad social para este corredor urbano, expuso el Director General de la Jiapaz.

 

Abundó que Zacatecas es un exportador natural de agua, es decir, por su ubicación geográfica la lluvia escurre hacia otros estados.

 

En el caso concreto del agua del Río San Andrés, que abastecería a la Presa Milpillas, escurre hacia Nayarit, y de no haber sido asignada a Zacatecas como parte de este proyecto, pudo ser solicitada por aquella entidad o incluso por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para generar energía en Aguamilpa.

 

De León Mojarro mencionó que ciudades como Guadalajara, Monterrey y San Luis Potosí han recurrido al agua superficial ante el abatimiento de las fuentes subterráneas, con los beneficios que aporta tener un sistema combinado. Milpillas permitiría tener más agua y un suministro más frecuente, de mayor calidad, reduciendo el deterioro de la infraestructura.