Mujeres militares, ejemplo de trabajo, dedicación y esfuerzo al servicio de la patria

Zacatecas, Zac.- En el marco conmemorativo del Día Internacional de la Mujer, la Sargento Segundo Oficinista, Estefanía Mora Elizondo, fue una de las 10 mujeres militares cuya labor fue reconocida por el Gobernador Alejandro Tello, ya que rompieron estereotipos de género y son ejemplo de trabajo, dedicación y esfuerzo al servicio de la patria.

 

Al respecto, la Sargento Segundo Estefanía Mora expresó que el 8 de Marzo es un día significativo para las mujeres militares, porque reconoce sus más de 90 años de lucha por la igualdad, justicia, paz y desarrollo al interior de las filas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos.

 

A partir de 2017 -agregó- a las mujeres se nos brindó la oportunidad de incursionar en ámbitos que antes eran exclusivos de los hombres, incluso con posibilidad de aspirar a ostentar los grados más altos dentro de la escala jerárquica militar.

 

Asimismo, refirió que en el Instituto Armado, la equidad de género es un baluarte, ya que las mujeres son respetadas y lograr las metas trazadas depende solamente de su constancia y esfuerzo.

 

“La participación de las mujeres en el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos significa el reconocimiento de la dignidad humana, es decir, la eliminación de la discriminación”, expresó la Sargento Segundo Estefanía Mora.

 

Lo anterior significa que en las escuelas militares, los derechos y oportunidades de las mujeres son iguales, pues existe apertura y está garantizada una visión de conjunto. “Esto logra que la mujer militar mexicana alcance una igualdad sustantiva y de progreso”, recalcó.

 

Manifestó que en el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, los hombres y mujeres realizan las actividades castrenses y gozan de los mismos derechos por igual, así como de beneficios y prestaciones, porque es una institución que ha apoyado el desarrollo de las mujeres en los ámbitos personal y profesional.

 

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) -refirió- es una de las dependencias federales que ha trabajado con mayor interés en la institucionalización de la perspectiva de género en sus políticas internas y modificar patrones de conducta en beneficio de las mujeres militares.

 

Aseguró que las mujeres alcanzaron múltiples escaños en el Ejército, rompieron barreras y saltaron obstáculos; sin embargo, igual que cualquier otro elemento castrense, antes de ocupar puestos jerárquicos ellas también deben adquirir la experiencia operativa, administrativa y técnica necesarias.

 

Actualmente, somos más de 13 mil las mujeres que decidimos pertenecer al Ejército y Fuerza Aérea mexicanos -destacó la Sargento Segundo-. No dejamos de ser ejemplo como madres, hermanas, esposas e hijas; además, servimos a México con entereza, sacrificio y compromiso.

 

Para finalizar, manifestó que la sociedad mexicana puede estar segura que si las mujeres ingresan al Instituto Armado y deciden portar el uniforme tendrán las mismas oportunidades y condiciones que los hombres, porque la entrega militar es incondicional: siempre sostenida en leyes reglamentos, valores y virtudes.