Normalistas de San Marcos deben ponerse a estudiar en lugar de bloquear oficinas: Gema Mercado

Zacatecas, Zac.- La Secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez, aseveró que los estudiantes de la Escuela Normal Rural «Gral. Matías Ramos Santos», de San Marcos, deben ponerse a estudiar en lugar de bloquear oficinas.

 

Calificó de ilegal la toma de Ciudad Administrativa, hecha esta mañana por estudiantes de dicha institución educativa, toda vez que no existe ningún tipo de adeudo hacia este plantel por parte de Gobierno del Estado.

 

La protesta de las y los estudiantes, agregó, es en respuesta a las acciones de la Secretaría de Educación (Seduzac), que detectó y erradicó manejos irregulares entre normalistas y proveedores de servicios del plantel de San Marcos, lo cual violaba la Ley de Disciplina Financiera.

 

Seduzac eliminó dicha práctica al someter a licitación la contratación de los proveedores de servicios de esta Escuela, para garantizar la transparencia de los recursos públicos, lo cual los molestó. «Ellos no me pueden presionar a que haga algo ilegal», aseveró Mercado Sánchez. 

 

«El país no aguanta más corrupción y nosotros no vamos a aguantar corrupción en la Normal de San Marcos. A los muchachos no les falta alimento, no les falta absolutamente ninguna beca. Las condiciones son inmejorables, pero no puede existir autogobierno», dijo.

 

Desde el pasado lunes, Seduzac abrió una mesa de diálogo con la comunidad estudiantil de San Marcos para darles a entender las razones por las cuales se infringía la Ley con las anteriores prácticas de adjudicaciones directas, explicó.

 

Ante la toma de Ciudad Administrativa, Mercado Sánchez añadió que se continuará con la mesa informativa y así darles a conocer que Gobierno del Estado se encuentra permanentemente fiscalizado, ya que la ciudadanía exige transparencia total en el manejo de recursos públicos.

 

La Secretaria insistió que con la toma de Ciudad Administrativa no se logrará solucionar ningún conflicto, sino, por el contrario, generará nuevos problemas, pues entorpece los trabajos de las y los servidores del Estado.

 

«Queremos estudiantes. Ellos van a ser nuestros maestros, ellos van a enseñar a los niños el sentido de la legalidad. No va a ser por la fuerza como esto se va a arreglar», concluyó Mercado Sánchez.