Osvaldo Ávila: El 45 aniversario desata la ira de los enemigos de organización popular

La cuenta regresiva está en marcha, el 11 de agosto arrancamos con los festejos del 45 aniversario con una magna concentración de 100 mil almas de la región norte en el estadio Alfonso Lastras de San Luis Potosí.

            Una concentración de tal magnitud en el momento actual en el que sufrimos una embestida gubernamental encabezada por el Primer Mandatario de la nación y que consiste en calumniarnos sostenidamente para crear animadversión y negar en rotundo la solución a demandas de obras y servicios para miles de mexicanos, constituye sin duda una auténtica hazaña política.

            Por ello todos los antorchistas nos sentimos orgullosos y entusiasmados por los eventos que congregarán a más de 500 mil mexicanos que a una sola voz defenderemos nuestro derecho a existir y exigiremos que cambie el rumbo de la nación modificando la errática política implementada por el Presidente López Obrador y planteando con claridad que solo puede modificarse la realidad circundante para las mayorías promoviendo un nuevo modelo económico que cree empleo para todos, eleve los salarios, modifique la carga impositiva y redistribuya el presupuesto público.

            Los preparativos continúan y hoy los activistas de Antorcha desplegamos una intensa campaña en las calles a través de volantes, lonas, pintas, mantas, pendones y asambleas en ejidos, colonias y comunidades convocando a esta fiesta popular.

            Considerando la utilidad de las redes sociales como medio accesible a todos los sectores para informar de lo que acontece, no hemos desperdiciado este instrumento moderno de comunicación masiva y día a día damos cuenta de la intensa labor que efectuamos para este importante acontecimiento y que la magnitud de los mismos quizá se asemejan a los doce trabajos impuestos a Hércules por la vengativa Era.

            La respuesta no se ha hecho esperar, ni esconde su origen en las hordas morenistas que de inmediato muy a su estilo; de manera anónima, cargada de insultos y de falacias repetidas mil veces mostrando con ello una vez más que sus augurios erraron y que hoy más que nunca estamos más unidos y convencidos de seguir luchando.

            A efecto de aportar elementos de juicio para una vez más desenmascarar a quienes se sienten dueños de la verdad considero conveniente traer a cuenta algunos de ellos. Veamos.

Primeramente quiero ocuparme del tono agresivo y de los reiterados insultos de todo tipo que ruborizarían a cualquiera, este es quizá el punto más importante pues con la agresividad y virulencia prueban la irritación y coraje que les genera que a pesar de toda la estrategia desplegada que ha incluido las declaraciones del presidente, reportajes calumniosos, videos anónimos cargados de injurias, miles de fake news, memes y muchos otros ataques de todo tipo, hoy nos mantenemos unidos y dispuestos a enfrentar las adversidades organizados, por ello aprovecho este punto para hacer un llamado a mis compañeros a que redoblemos los esfuerzos y cumplamos con creces las metas que nos hemos fijado.

            En segundo lugar se reitera aquella acusación de vividores, que existimos gracias a la ubre del presupuesto, ¡el conejo cree que todos son de su pellejo! Ahí está la ventaja de crear infraestructura económica propia y colectiva, a quienes ayer criticaron los negocios de Antorcha y pretendieron manchar el nombre de nuestro dirigente nacional hoy les decimos, ahí está la prueba de que la estructura creada no es para uso personal, hoy podemos desplegar toda esta labor gracias a esta gran obra colectiva, no se quemen la cabeza, el interés común y el trabajo conjunto es infinitamente superior a la mezquindad e individualismo que desbordan.

            Por último, se refieren despreciativamente a mis compañeros, llamándolos borregos, acarreados y manipulados por los pseudo líderes. Nada más lejos de la verdad, parte fundamental de nuestra labor es educar al pueblo trabajador, explicarle la realidad circundante, mostrarle a través de la riqueza cultural de nuestra patria y el mundo las grandes proezas que ha logrado la humanidad, una y otra vez le damos razones a la gente sobre la necesidad de unirse y organizarse, por ello quienes militamos en las filas del antorchismo lo hacemos por convicción y voluntad, motivada por ideales y la legítima aspiración de una patria más justa.

            La visceralidad de los ataques y la urgencia de poner de nueva cuenta al descubierto el gigante social que conformamos para mostrarle a los mexicanos que ante el fracaso y la demagogia de los falsos redentores de la 4T, nos obliga arreciar el paso, a cumplir sobradamente nuestros objetivos y que con nuestros eventos retumbe en la patria entera un canto de esperanza, por ello que nadie falte a esta cita con la historia.