Pepe Haro: La reelección ganada | Tolosa 100

Por Antonio Salas.

Autodestape digital.

Está claro, a estas alturas el Presidente Municipal de Fresnillo, José Haro de la Torre tiene ganada la reelección para ocupar el cargo otros tres años. El asunto es que no la pierda.

Resulta como a los niños, conozco varios, que piden permisos para hacer o participar en algo, la licencia de la madre la ganan, siempre y cuando de allí a que se llegue el momento de hacerla válida no la pierdan. Aquí es lo mismo.

Ya desde la campaña electoral que lo llevó a ocupar el cargo actual, la legislación electoral le permitía, entre otras cosas, presentar en sus promesas de campaña la posibilidad de reelegirse.

Misma posibilidad que tenían todos los que competían por el mismo cargo: Enrique Laviada Cirerol, de #morena y Jesús Badillo Valdés, de la alianza Unidos por Zacatecas (PRD-PAN).

Al igual que Gerardo Leyva, de Movimiento Ciudadano; Juan Carlos Corona Campos, del Partido del Trabajo; Jorge Luis Guzmán Domínguez, de Encuentro Social; el independiente Raúl Ulloa Guzmán y obviamente José Haro de la Torre, de la coalición Zacatecas Primero (PRI-PVEM-Panal).

Hacer referencia a esto, nos permite reflexionar que, entre las promesas o propuestas de campaña presentadas por ellos, para algunos ciudadanos definitivamente no resultaba interesante la idea de verlos repetir el cargo, que actualmente durará dos años, por otros tres.

Quizá para los que votaron por Pepe Haro, la posibilidad de la relección era una de las condiciones interesantes para darle su apoyo.

Pero, también hay que tener claro, principalmente el mismo alcalde, que el resto quizá no lo eligieron, pensando precisamente en eso.

El sistema democrático y electoral mexicano tiene bien definido que un voto hace mayoría y de allí que cuando se entrega el documento que acredita legalmente al elegido para un cargo, lo que se entrega es una Constancia de Mayoría y no una medalla, trofeo o cualquier otra cosa.

Por lo tanto, como ya se ha hecho referencia en algún momento, para el joven Haro ahora el trabajo más difícil será demostrarles a esos 32 mil 529 votos que lo hicieron obtener la Mayoría, que su trabajo fue tal, que el compromiso mutuo se mantenga para volver a votar por él, ya con el como candidato.

Sobre todo, a sus correligionarios priistas que directamente, sin sumar los votos de las alianzas con otros partidos, le dieron 28 mil 946 votos. El voto duro del PRI.

A eso añádale, convencer a los otros 128 mil 501 electores restantes de la Lista Nominal del 2016 que no votaron por él, para que en esta elección alguno de ellos lo haga.

La Mayoría la obtuvo con más de 32 mil votos, es decir el 20.66 por ciento de los electores de la Lista Nominal, siendo su más cercano competidor Enrique Laviada, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (morena) con 21 mil 865 votos, el 13.88 por ciento del electorado, participando sólo y sin alianzas por ser su primera elección.

Y justo allí es donde pudiera complicarse, puesto que la tendencia nacional Lopez-Obradorista en lo social y la opinión pública, la participación de morena en alianza con otros partidos y la indefinición aún de quién sea el candidato en Fresnillo: Saúl Monreal, Omar Carrera o Raúl Ulloa, provocan dos situaciones claras.

Una, la de algunos que siendo monrealistas se fueron al PRI en el 2016 y ahora trabajan desde la nómina municipal en contra de la relección o aquellos que militando o simpatizando en morena, esperan la definición de quien será su candidato para cumplir lo que ya han amenazado: si no va el de su preferencia, estarían dispuestos a trabajar a favor de la relección del priista.

La publicación de una fotografía en su Fanpage, acompañada por el pie: “Hoy recibí la constancia por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI que me acredita como candidato a la Presidencia Municipal de Fresnillo, agradezco el apoyo a mi partido. A seguir trabajando por nuestra patria chica”, definió ya para muchos el rumbo de su trabajo y el sentido de su voto.

La reelección la tiene en sus manos, insisto, sólo es cosa de que no la pierda. ¡Ya veremos!

Nos leemos pronto en Tolosa 100.

 

NOTA AL MARGEN.

Entre los cambios que ha tenido el equipo cercano de Pepe Haro en los últimos años, hay quien le ha demostrado lealtad y resultados, vale la pena mencionar a dos: a Horacio González, quien supo manejar y torear bien en el ruedo de la Comunicación Social municipal.

Y a Fabiola Gurrola Solís, quien desde la campaña ha estado participando en dos áreas la Ayudantía y la Comunicación Social. Ya como titular de esta área desde los primeros días de febrero tiene un reto: desempeñar esa función con la misma calidad que ya lo hizo en campaña para alcanzar la meta. Complicado, pero no imposible.