Home / Antonio Salas / Periodismo móvil y radio

Periodismo móvil y radio

Los equipos de información vial, podría ser los ejemplos más claros y cercanos de periodismo móvil y radiofónico a la vez.

 

Por Antonio Salas. 

Relatar todo, a detalle, en el momento, desde el lugar de los hechos, con todos los parámetros del rigor periodístico y en el menor tiempo posible, son factores que tienen el común el periodismo radial y el periodismo móvil.

Sin embargo, la aparición del segundo, rompió muchas barreras que el primero tenía por naturaleza. Entre otras, que la radio sólo permitía la transmisión del mensaje por uno sólo sentido: el oído. Sin duda estimulando los demás mediante la imaginación.

Mientras que el periodismo móvil, trae al consumidor una gama de experiencias sensoriales al compartir no sólo sonidos, sino imágenes y otros contenidos multimedia.

Los cuales, con la implementación de la realidad aumentada, hacen que el usuario se sitúe en el centro mismo de la escena donde se desarrolla la noticia, siendo más que un observador.

Quizá, el ejemplo más cercano a ello radiofónicamente hablando, era cuando el automovilista seguía con atención los reportes del tráfico en la ciudad y asentía cuando el reportero informaba que tal o cual avenida avanzaban a vuelta de rueda o estaban detenidas y el conductor estaba justo en medio de allí.

Ahora es relativamente fácil, para las empresas radiales, brindar reportes del tráfico incluso sin tener que desplazar todo un ejército de reporteros para que observe, recabe información del porqué, edite sus datos y luego los transmita al radioescucha.

Simplemente, sigue en algún dispositivo el comportamiento que los GPS de los conductores tienen al desplazarse por la ciudad, los cuales son codificados y traducidos a gráficos por aplicaciones destinadas para eso como WAZE y luego desde la comodidad de una cabina, informar las condiciones de la vialidad, incluso informando si el problema es causado por un accidente, manifestación u obra que se realice en el lugar.

En algunas regiones de México, tal pareciera que las empresas radiofónicas están más interesadas en poder recuperar las añejas frecuencias de Amplitud Modulada, que, en implementar dinámicas de comunicación digital, soportada en Redes Sociales, aplicaciones móviles y plataformas multimedia.

Algunas cadenas de radio, al interior de la República Mexicana, han intentado incursionar en un modelo ya implementado desde hace más de dos décadas en la capital del país: una cámara de video, desde una cabina de radio.

Por desgracia, sin definir si el objetivo es generar una radio que se vea o una tele que se oiga, pues no llega a concretar ninguna de las dos, provocando en la mayoría de las ocasiones, perdida de consumidores en ambas y de anunciantes, al no tener modelos de negocio bien definidos.

Ante eso, una dinámica de ambos estilos permitiría no sólo mejora la cobertura, sino también la calidad de los contenidos que se presentan tanto en lo digital, como en lo radial.

Por eso es necesario, para quien aún no lo haya implementado, iniciar estrategia desde cero.

El primer paso, será empezar a utilizar aplicaciones para teléfonos inteligentes que permitan la captura edición de sonido, una buena opción es incluso utilizar la misma grabadora de sonidos que poseen la mayoría de los dispositivos.

Incluso con aplicaciones como la que desde hace algún tiempo se puede utilizar en la plataforma iOS de la empresa Tascam, que ha destacado por sus grabadoras para reporteros de alta calidad y que con tan buenas experiencias ha participado en el mercado digital.

WavePad por su parte podría apoyar a los reporteros para realizar la edición de sus audios y elaborar piezas que puedan transmitirse en directo o enviarse por la red a la producción de la estación de radio donde laboren.

Otra opción sería utilizar SoundCloud, que en sus versiones gratuitas o de paga permite grabar, almacenar o compartir sonidos o piezas ya editadas desde prácticamente cualquier dispositivo.

Previo a la transmisión de la nota a través de la radio y su posterior colocación en las Redes Sociales, valdría la pena una estrategia previa para llamar la atención de nuestras audiencias, ¿cómo? Haciendo uso de aplicaciones como Telegram, Whatsapp o Messenger, con las cuales incluso podemos compartir desde una pequeña cuña de audio, hasta un video o una fotografía del lugar donde se ha generado la información.

Paralelo a ello, el reportero puede participar en la Panpage de la cadena de radio, colocando alguna fotografía con datos incluidos sobre el tema que está abordando y con ello también un adelanto de su información.

A valoración de él con su editor o productor, podría transmitir por espacio de algunos minutos video a través de LIVE de Facebook o de Periscope de Twitter, desde el lugar mismo de la escena donde se desarrolla la información que está cubriendo.

Sin duda alguna, con una buena guía sobre el contenido periodístico que debe contener la información que transmita, las Redes Sociales podría ser un excelente soporte al trabajo que el reportero radial debe hacer hoy en día.

A esta misma, puede además considerar la opción de colocar algunas imágenes en Instagram, en la cuenta oficial, por así decirlo, de la empresa o estación de radio donde el reportero transmitirá por alguna frecuencia la información obtenida.

Finalmente, transmitida la información del reportero, ya sea a través de un despacho informativo de lo que se hacen con regularidad, cada hora o cada cierto tiempo, con el material que grabo y edito en su dispositivo móvil, pasada la transmisión por la AM o FM, es momento de seguirle dando vida.

Aquí, es donde el periodista radiofónico podrá entender que su trabajo tiene una fuerte tendencia a ser móvil. Pues además de poder comunicarse con la audiencia, sin la necesidad de estar en una cabina o redacción, sino usando las Redes Sociales y otras plataformas, podrá apoyarse en lo publicado por otros colegas o medios.

Esto le permitirá retomar el tema, hacer secuela o iniciar nuevas historias, usando siempre su teléfono celular tableta electrónica para obtener información, entrevistar fuentes, editar, enviar audios y de ser necesario transmitir desde el mismo lugar del origen de la información.