Propone PT Salario Constitucional, Remuneración màs Digna

Ciudad de México.- Para que la subsistencia y el nivel de vida de los mexicanos sean más justos, urge la mejora de un salario real, por lo que el grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) propuso la creación del salario constitucional  al presentar iniciativa de reforma constitucional.

 

“Este salario debe de ser suficiente para que un padre o una madre de familia provea en los órdenes, material, social, y cultural”, explicó Geovanna Bañuelos de la Torre en tribuna del Senado de la República. “El salario constitucional debe ser superior a la línea de bienestar establecida por el CONEVAL”.

 

Con dicha iniciativa se busca que a través de mecanismos constitucionales el salario cumpla prácticamente con su función y, en caso de no ser así, se pueda recurrir a los tribunales.

 

Se entiende como línea de bienestar el valor total de la canasta alimentaria por persona al mes.

 

La línea de bienestar urbana para el mes de septiembre de este año era de 3 mil 019.67 pesos, mientras que el salario mínimo mensual es de 2 mil 686. 14 pesos, lo que ejemplifica claramente que el salario mínimo no alcanza para cubrir las necesidades básicas.

 

 

Democratización sindical

 

Congruentes con sus postulados, el PT lucha en proteger los derechos laborales, en tal sentido, esta iniciativa propone también elevar a rango constitucional los principios de libertad y democracia sindical.

 

“En el Artículo 123 de la Constitución debe establecerse los lineamientos mínimos para que las dirigencias sindicales sean electas con estricto apego a los principios democráticos”, argumenta Geovanna Bañuelos, por lo que “proponemos también blindar a los sindicatos de las indebidas intervenciones de los dueños del capital y los empresarios”.

 

Para la senadora y el grupo parlamentario petista, “el sistema político y económico ha optado por corromper a las organizaciones sindicales”.

 

En tal sentido, de aprobarse dicha reforma constitucional se logrará blindar “hasta el más alto nivel de nuestro orden jurídico los derechos de los trabajadores mexicanos”.