Reporta godezac daños en cultivos y maquinaria agrícola por bajas temperaturas

Zacatecas, Zac.- Las primeras evaluaciones que realizó personal de la Secretaría del Campo (Secampo), sobre los efectos de las bajas temperaturas registradas en el estado, indican probables daños en nopaleras y más leves en cultivos de hortalizas y frutales en el sur y sureste.

 

El titular de Secampo, Adolfo Bonilla Gómez, dijo que realizaron evaluaciones para verificar los daños y en los próximos días monitorearan frutales como vid o durazno para determinar si tuvieron afectaciones.

 

Destacó que el ciclo vegetativo de primavera-verano, principalmente en zonas de temporal, concluyó hace semanas por lo que no hubo daños. En la parte de riego, que sembraron de manera tardía, sí hubo afectaciones menores en hortalizas, frutales y en la agricultura protegida.

 

Por ejemplo, en Ojocaliente y Loreto, en la que reportan daños en 100 hectáreas de lechuga y brócoli, así como afectaciones parciales en guayaba.

 

Bonilla Gómez dijo que no es probable que se presente daño en la guayaba porque la temperatura en la zona donde se cultiva esta fruta estuvo arriba de cero grados.

 

La supervisión estuvo a cargo de técnicos de Secampo; la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y presidencias municipales, quienes reportaron: en Jalpa, siniestro total en una hectárea de calabaza, frijol, maíz y ejote; 18 de pepinos; nueve de jitomate; dos de tomate de hoja, y parciales en guayaba, nopal y limón.

 

En Tabasco, fueron 7.5 hectáreas de tomate de hoja; dos de maíz, 4.5 de calabacita y jitomate. Los siniestros parciales fueron en 220 hectáreas de guayaba y en un cuarto de hectárea de aguacate.

 

En Huanusco el siniestro parcial fue en cerca de dos hectáreas de jitomate; en Jerez, registraron media hectárea de jitomate de invernaderos, dañada; en Villanueva, seis hectáreas de calabaza y tres de jitomate, con pérdida total y parcial en 20 hectáreas de guayaba.

 

En Tepetongo, hubo pérdida del 10 por ciento en una hectárea de invernadero; en Ojocaliente, hubo pérdida total en 150 hectáreas de lechuga y, en Loreto, en 100 hectáreas de brócoli.

 

De Sombrerete y Chalchihuites informaron pérdidas del 25 por ciento de la calabaza que se encuentra en parcela; en los bajíos, reportan afectaciones en pencas tiernas de nopal. Mientras en Pánuco registran tres tractores con daño total.

 

En cuanto a la producción pecuaria no han reportado pérdida de ganado pero, en caso de que haya reportes, verificarán y activarán el seguro catastrófico.

 

Finalmente, Bonilla Gómez añadió que continuará la supervisión en las superficies que se siembran en el otoño-invierno, sobre todo los almácigos de ajos y cebollas, para precisar los daños.