Ultima Crónica desde el Congresito

Por Mayro Criticón

– Se canceló la primera función del miércoles en el Congresito
– Más historias de terror de JJ Mendoza
– “Yo me voy a peinar, me vale madre”, y sí le vale ídem

Tache triple a nuestros millonarios representantes impopulares.

En la sesión de este miércoles 17 de octubre en donde comparecería la titular de Desarrollo Social en el gobierno del estado y que estaba programada para las 10:00 horas, resulta que a los siguientes 15 legisladores: Lupe Correa (de lo que queda del PAN), Armando Perales (el de la silla más desgastada del congresito), Pedro Martínez, Navidad Rayas, Perla Martínez (que ya había llegado en elegante saco azul, pero que abandonó el pleno), Lizbeth Márquez (que anda en Chicago), Gaby Pinedo, Soralla Bañuelos, Chuy (ex mudo) Padilla, Felipe Delgado, Javier Calzada (del PES, partido que ya no es), Raúl Ulloa Mangas, Omar Carrera (que siempre llega tarde y a la Carrera, ja ja ja ), Carolina Dávila y Luis Esparza (ambos aun priistas); se les puso falta.

Y justo a las 11:00 horas al pasar lista, el presidente de la camarita, Chema González (que ya dice posicionamientos), declaró que no existía quorum legal y citó a sesión a las 16:30 horas ante la sorpresa de quienes esperábamos una nutrida sesión y nos quedamos con un palmo de narices.

Minutos después, en redes sociales, los internautas se acabaron a los legisladores, quienes a poco más de estar un mes en funciones ya mostraron el cobre, porque el oro ya se lo guardaron.

Por la tarde, y queriendo lavar su pecado, la sesión correspondiente a la comparecencia de Paula Rey Ortiz Medina, titular de la Función Pública, inició justo a las 17:12 ante la solicitud de la diputada Susana Verde de partido ídem, en que ya comenzaran y hasta se tomaron una selfie los siete legisladores que antes de las cinco de la tarde ya estaban presentes (Susana Verde, Armando Perales, Héctor (¡Ya se hizo la..!) Machaca, Édgar Viramontes, Navidad Rayas, Carolina Dávila y Karla Valdez).

Y la que no podía faltar con su espectáculo del día fue sencidiputada de apellido famoso y al grito de: “Yo me voy a peinar, me vale madre”, sacó de su gran bolsa negra que combinaba con su ancho vestido un imperdible cepillo verde para pasarlo por su delicada cabellera.

Con el pase de lista a las 17:13 se completó el quorum con apenas 16 asistentes y que comienza la función-sesión-comparecencia con la salvedad de permiso justificado de los integrantes de la Soberanía: Soralla Bañuelos, Pedro Martínez, Lizbeth Márquez, Eduardo “Todoterreno” Rodríguez y Jesús “ex mudo” Padilla.

Al llegar, 34 minutos después de la hora definida para sesionar, Omar Carrera pidió que registraran su asistencia y con respeto irrestricto a la soberanía a la que pertenece, comenzó a silbar plácidamente ante la exposición de su paisano Raúl Ulloa.

A las 17:45 comenzaron a contarse las historias de terror que iniciaron desde el lunes en voz del combativo JJ Mendoza. Vistiendo un saco negro que desde la sesión de la mañana le fue acomodado por su compañero de legislatura Eduardo Rodríguez, el dueño de la tribuna narraba con profunda y engolada voz el conflicto de intereses que representa tener inhabilitado al ex titular de Finanzas del anterior sexenio y que es hermano del recién nombrado Coordinador General Jurídico del gobierno estatal, Fernando y Federico.

Luego se refirió a los exfuncionarios a los que llamó Mapaches Roedores (Otilio Rivera e Ismael Solís) mientras la diputada de apellido reconocido y que se sienta hasta adelante, se deleitaba con cortes de manzana verde aderezadas con chile piquín. JJ Mendoza hablaba de que era necesario investigar a los dos exintegrantes del gobierno diferente (desde septiembre es gobierno unido).

Les llamó “par de fichitas” y los acusó de posibles actos de corrupción, aunque no presentó prueba alguna. Finalizó el peculiar representante con la sentencia de que hay un gobierno honesto pero un gabinete corrupto y ahora, un gobernador desinformado.

A las 18:19 comenzó la exposición de Paula Rey Ortiz Medina quien haciéndole honor a su nombre, lucía un azul rey en su vestido así como la sobriedad en su comportamiento.

Fue tan interesante la exposición de la Secretaria de la Función Pública que dos minutos antes de su conclusión, nuevamente la tan constante referida diputada de ancho vestido negro de plano se descaró y le solicitó al fotógrafo del congreso que le tomara imágenes son sonrisa impostada.

Primero una con su compañera de lado, Gaby Pinedo, una más con Omar, otra, otra, otra; ahora con Héctor Machacas y Felipe Delgado, y hasta sus lugares iba nuestra sonriente legisladora, otra con su nueva compañera de partido Navidad Rayas… pero con una salvedad, Verónica Díaz, testigo de lo anterior y con pena ajena volteaba a su derecha para no formar parte del show fotográfico mientras Paula Ortiz seguía en el micrófono.

A la conclusión de la funcionaria, fueron 14 legisladores los que solicitaron la palabra para cuestionar en su mayoría el tema de posibles castigos por la realización de la obra Centro Cultural Toma de Zacatecas, misma que permanece inconclusa y severamente cuestionada.

La sesión concluyó después de las 20:00 horas con la presencia de poco más de 20 funcionarios de la dependencia, mismos que ya no fueron regañados por Javier Calzada, por no encontrarse en sus oficinas, como sí lo hizo con los empleados de la Secretaría de Educación.

Antes de concluir esta colaboración, me acordé de Woody Allen: “El mago hizo un gesto y desapareció el hambre, hizo otro gesto y desapareció la injusticia, hizo otro gesto y se acabó la guerra. El político hizo un gesto y desapareció el mago”.