Continuarán las caravanas migrantes para evitar corrupción y burocratismo: Narro

El Senador José Narro Céspedes, afirmó que a pesar de que el programa Paisano se creó en un principio para respaldar el regreso de los migrantes, éste fue poco funcional y se fue convirtiendo en parte de la cadena de la corrupción y burocratismo; por ello, las caravanas migrantes iniciadas el pasado 21 de diciembre desde Nuevo Laredo, Tamaulipas, se reactivarán a partir de nuevas políticas del gobierno federal que evitarán toda clase de abusos en contra de nuestros compatriotas.

En conferencia de prensa en la capital del estado de Zacatecas, y acompañado por Ignacio Fraire Zúñiga, titular de la delegación local del Instituto Nacional de Migración (INM), y por el migrante Rogelio Ávila, empresario radicado en Chicago, Illinois, el senador José Narro Céspedes advirtió que se requieren acciones no sólo declarativas, sino en la práctica apoyar a los migrantes en su regreso como sucedió de manera exitosa a finales del pasado año.

Resaltó la participación de un contingente de más de cuatro mil vehículos y, aunque se había programado que la caravana durara sólo un día, ésta se prolongó del 21 al 23 de diciembre, en donde reconoció de igual manera el amplio compromiso del INM y, en particular, de Ignacio Fraire, así como de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SPF); la Secretaría de Gobernación, a través de Alejandro Encinas y del director general de aduanas, Ricardo Ahued, quien nombró a Ramón Alcalá (fallecido apenas éste sábado), para apoyar este esfuerzo de la caravana.

Narro Céspedes agradeció la invitación que en un inicio le hiciera el presidente municipal de Río Grande, Julio César Ramírez López, para participar en ésta exitosa caravana, y refirió que a partir de ahí se comenzó armar una estrategia con diversos actores nacionales y hacer realmente algo que sirviera para darles un regreso seguro, con confianza, sin moches, sin corrupción, amigable y cariñoso a los migrantes para regresar.

Fue importante, dijo, la participación y respaldo de las aduanas para desterrar viejos vicios y resolver sus grandes problemas para defender la integridad de los paisanos.

Agregó que la del pasado mes de diciembre, no fue una caravana sólo testimonial ni coyuntural, sino que se pretende que ése aprendizaje se dinamice no sólo en el mes de diciembre, sino también en Semana Santa y las vacaciones de verano, para convertirlas en verdaderas políticas en defensa de los migrantes.

Finalmente, Ignacio Fraire, titular de la delegación del INM, afirmó que durante ése lapso se atendieron alrededor de 120 mil migrantes zacatecanos, mediante 45 mil atenciones, con lo que se garantizó su arribo a esta entidad y su seguro retorno a los Estados Unidos.