Desorganización: llegó, cantó y se fue

Por Antonio Salas

*A David Delgado, con cariño.

No se trata de inventar el hilo negro, para la Edad Media cuando se desarrollaron las primeras Ferias en Champagne, Francia entre 1150 y 1300, el objetivo era fomentar el comercio y las actividades económicas entre regiones.

En la de Fresnillo, se supone, son los mismos y muchos más.

Pero algo está pasando por que, al menos a la vista de propios y extraños, la comentocracia digital la señala como una feria “desorganizada” por cierto nada nuevo.

No sería ni la primera y quizá ni la última que brille por eso.

El saltimbanqui ocurrido previo a la elección de la Reina de los festejos fresnillenses, cuando se tuvo que quitar el mobiliario que la Soberana y sus princesas utilizarían para dar paso a la participación de Gloria Trevi, no fue algo que iniciara minutos antes.

Tampoco días, sino por lo menos ¡un mes antes!

La falta de experiencia en la organización de eventos como tal, derivaron en una serie de situaciones que dejaban una primer impresión como la falta de seriedad en el equipo organizador.

Y fue precisamente con la empresa que representa a Gloria Trevi con la que se tuvieron varios desencuentros, principalmente por la falta de resolución en el aspecto económico.

Saliendo del área de control del equipo ferial e impactando en el círculo cercano al Presidente Municipal, resolviendo él mismo.

El trato que recibieron algunos fans, muchos de ellos llegados desde otras entidades al recinto ferial horas antes de la presentación de la Regia, fue sólo el resultado de esos sinsabores, decíamos, que nunca debieron ocurrir.

Llega, canta y se va, y no va a recibir a nadie. Nada de fotos, ni con el Alcalde, ni con la gente, con nadie, fue la charla entre alguien de la avanzada Trevi, con otro de los mismos, que viajaban con ella.

Políticamente correcta, como buena Regia que es, entendedora del Show Bussines, pero sobre todo de que negocios son negocios y al cliente lo que pida, las redes mostraron una foto de Saúl Monreal y su familia con ella. No más.

«Con mucho gusto, mi familia y yo recibimos a Gloria Trevi, que viene hacer una presentación inolvidable con su música», Saúl Monreal.

Para nadie es secreto: la Feria en Fresnillo, y más en los últimos años, es tomada como (otro de tantos) banderazo de salida en la carrera electoral rumbo al 2021.

Por eso, no es casualidad que aparecieran ¡oootra vez!, los vetustos aplaudidores, que hasta hace poco despreciaban al pequeño de los Monreal. #QueCosas

Y es que si va o no va, si le juega a la grande, a la chica o a la mediana, lo importante es salir en la foto, aunque eso contribuya al ambiente de desorganización, que de no resolverse, imperará en la fiesta de los fresnillenses.

Como sea, algo no salió bien.

Pese a que el Alcalde ha buscado tomar el control, casi absoluto de la organización, queda comprobado que de no ser por eso, las responsabilidades que delega y los resultados que le brindan de poco o nada le ayudan.

Se juega mucho, insisto, el panorama es amplio y la carrera ya empezó.

Por eso los ajustes deben hacerse ya y sin titubeos desde el búnker histórico del Monrealismo: #Tolosa100