En riesgo pago de aguinaldo y salarios de 10 mil trabajadores de la educación; Tello demanda respaldo de la Federación

Zacatecas, Zac.-  El Gobernador Alejandro Tello informó que está en riesgo el pago de salarios, aguinaldos y otras prestaciones de 10 mil maestros y personal administrativo del sistema educativo estatal, por lo que demandó voluntad política del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que no abandone a Zacatecas.

Explicó que, debido al déficit educativo histórico que padece la entidad, por el no reconocimiento de la nómina de los maestros estatales por parte de la Federación, Zacatecas enfrenta una crisis que puede derivar en un colapso financiero.

Alejandro Tello detalló que durante la visita que hizo a la entidad el titular del Ejecutivo Federal, le pidió que ayudara a Zacatecas con el reconocimiento de la nómina magisterial estatal como lo han logrado otros estados y, en su momento, el Presidente le dio una respuesta favorable.

Sin embargo, este martes López Obrador anunció a los Gobernadores que no habrá recursos extraordinarios para el cierre de ejercicios fiscales, lo cual, aseguró Tello, pone a Zacatecas en una condición delicada.

Explicó que el estado requiere 750 millones de pesos para pagar la nómina de los maestros de educación básica, media superior, de distintos subsistemas y bibliotecas. Así como la nómina de fin de año de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) e inclusive habrá afectaciones para trabajadores de la Fiscalía de Justicia del Estado y en el Issstezac.

En ese sentido, Alejandro Tello convocó a los legisladores federales y locales, así como a los distintos actores políticos a cerrar filas por Zacatecas, no en un afán de confrontación o ruptura con el Gobierno Federal, pero sí en el ánimo de encabezar la legítima demanda de evitar un colapso educativo, social y político.

Pero, sobre todo -señaló-, para responder a los más de 10 mil trabajadores de la educación y sus familias, quienes son los menos culpables en esta crisis financiera.

Resaltó que los docentes han cumplido con gran responsabilidad su trabajo y su Gobierno no ve al sistema educativo como una carga, sino que únicamente busca un trato justo y equitativo. “Voy a hacer todo lo humanamente posible para que Zacatecas en el tema educativo no colapse”, afirmó.

Dijo que de inmediato ha buscado la interlocución con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y con el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, pero de ser necesario lo hará con el propio Presidente de la República “solicitando una cosa simple: voluntad política”.

Enfatizó que no hay un plan B para encontrar una solución a la problemática, en el entendido que su Gobierno no se puede endeudar más, por la simple y sencilla razón que ni siquiera tiene capacidad legal para hacerlo, toda vez que a su llegada recibió al estado con una condición de deuda topada.

También descartó un adelanto de participaciones como una opción, porque se darían a Zacatecas 750 millones de pesos a cuenta del 2019 y el año entrante el Gobierno estaría inactivo en cualquier tipo de obra, ya que esa cantidad es mayor al presupuesto que se presenta en el paquete económico para infraestructura.

El mandatario enfatizó que con la exigencia al Gobierno Federal no trata de pelear, de confrontar, ni de romper. Todo lo contrario. “Yo quiero escribir una nueva nación, quiero ser parte de esa transformación, pero sí tengo esa obligación de encabezar las legítimas demandas de miles y miles de trabajadores que merecen su salario”.

Alejandro Tello aseguró que Zacatecas ha hecho la tarea y, como Gobernador, a las pruebas se remite. “Que se me compare con los otros 31 estados de la República para ver los esfuerzos que cada uno hemos estado realizando en materia de finanzas”.

En la conferencia de prensa el Gobernador estuvo respaldado por Jehú Edui Salas Dávila, secretario General de Gobierno; el Secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, y la Secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez.

PRIMERA VEZ EN 10 AÑOS QUE LA FEDERACIÓN NO APOYA A ZACATECAS

Por su parte, el Secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, explicó que el Gobierno de Alejandro Tello ha actuado con responsabilidad en el manejo sobrio de los recursos. Incluso, el 5 de octubre de 2016, se emitió un decreto gubernativo mediante el cual se implementaron acciones de transparencia y austeridad en el gasto público.

Muestra de ello es que el déficit fiscal se ha reducido 50 por ciento durante la administración de Tello; no se ha contratado un solo peso de deuda pública, y Zacatecas es el estado del país que mayor recaudación ha logrado, según lo reconoce la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin embargo, el déficit educativo obedece a que la Federación no ha absorbido el pago de los maestros estatales, a diferencia de otras entidades, cuya nómina magisterial en su conjunto es responsabilidad del Gobierno Federal.

Por tanto, Jorge Miranda consideró que es preocupante el anunció que hizo el Presidente en el marco de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), respecto a que no habrá recursos extraordinarios para el cierre del ejercicio fiscal de los estados.

Esto significa, dijo, que por primera ocasión en una década, Zacatecas no obtendría presupuesto federal extraordinario para cumplir con los salarios, aguinaldos, primas vacacionales y otras prestaciones de los docentes y personal administrativo.

Refirió que, en el cierre del año 2010, Zacatecas recibió 1 mil 171 millones de pesos extraordinarios; en 2011 fueron 884 millones de pesos; en 2012, 1 mil 317 millones; 2013, 1 mil 063 millones de pesos; 2 mil 978 en 2014; 1 mil 511 millones en 2015; 2 mil 344 en 2016; 955 millones de pesos en 2017 y para el cierre de 2018 la solicitud es de 750 millones de pesos; es decir, el monto más bajo en los últimos años.

ORDEN FINANCIERO SIN PRECEDENTES

La Secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez, aseguró que durante el Gobierno de Tello se ha logrado una austeridad y orden financiero sin precedentes en el sistema educativo estatal. Además, pese al déficit, jamás se ha dejado de pagar una sola quincena.

Por el contrario, agregó, el Gobierno estatal ha absorbido los 350 millones de pesos necesarios para la implementación de la reforma educativa.

“Hemos hecho lo política y administrativamente posible para atender la problemática, pero el anuncio del Presidente nos ha alertado y enciende los focos rojos y amarillos, ya que la condición de ingobernabilidad sería muy grande”, añadió la funcionaria.

Destacó que, de no obtener los 750 millones de pesos, se afectaría a 10 mil trabajadores de la educación: 5 mil 512 docentes del magisterio estatal, 1 mil 600 trabajadores del personal administrativo y de apoyo, además de los docentes y trabajadores de organismos descentralizados y otras instancias como Escuelas de Trabajo Social, la normal Manuel Ávila Camacho, Bibliotecas y otros.

Es decir, los incumplimientos serían para educación inicial, primaria, preescolar, educación física, telesecundarias, bachilleratos, bibliotecas, el Sistema Estatal de Preparatorias y un porcentaje importante de la administración central.

En conjunto, son alrededor de 10 mil personas a quienes se les adeudaría las quincenas 23 y 24 del año y aguinaldos, los cuales se cubrirían con una aportación de 723 millones de Gobierno Federal y 750 millones del Estatal.

Jehú Edui Salas Dávila, secretario General de Gobierno, consideró que ha sido casi nula  la voluntad de la Federación para dar recursos extraordinarios a Zacatecas y los estados, pese a la severa condición que enfrentan varias entidades.

En ese sentido, respaldó la exigencia del Gobernador Tello de pedir un trato justo y equitativo para Zacatecas.