Facultar al Senado para proteger Área Natural Protegida: Geovanna Bañuelos

Con el fin de hacer más efectivo el cuidado del medio ambiente y aligerar al Ejecutivo de las responsabilidades ambientales, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre propuso facultar al Senado de la República para emitir declaratoria de áreas naturales protegidas, mediante decreto aprobado por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes en el Pleno.

Al fundamentar una iniciativa que adiciona una Fracción XIV al Artículo 76 de la Constitución Política Mexicana, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) aclaró que su propuesta no pretende invadir competencias, sino hacer más efectiva la coordinación entre poderes.

“La pretensión de que este Senado de la República tenga la facultad de autorizar la declaratoria de áreas naturales protegidas, tiene que ver con una plena coordinación de poderes y redoblar esfuerzos en pro del ambiente”, enfatizó.

Geovanna Bañuelos recordó que el Senado de la República es la representación del pacto federal, en este sentido, dijo, tiene la obligación de velar por los intereses de las entidades federativas que lo conforman y que tiene que ver, además, con la protección de la riqueza natural y cultural que caracteriza a este país.

México es considerado uno de los 17 países megadiversos, ya que forma parte del selecto grupo de naciones poseedoras de la mayor cantidad y diversidad de animales y plantas, casi el 70% de la diversidad mundial de especies, en la que se estiman habitan dos tercios de todas las especies de vertebrados y tres cuartos de las especies de plantas vasculares del mundo.

Además, en México se han descrito 864 especies de reptiles, 528 especies de mamíferos, 361 de anfibios y 1 mil 800 especies de mariposas.  “Por ello, la conservación de la diversidad nacional significa, para quienes habitamos este país, una responsabilidad respecto al patrimonio natural de la humanidad”, mencionó Geovanna Bañuelos.

De ahí, señaló, la necesidad de que el Senado de la República, como una de sus facultades exclusivas, pueda autorizar, mediante decreto aprobado por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes, la declaratoria de áreas naturales protegidas, que en este momento es una facultad exclusiva del Presidente de la República.

La senadora petista explicó que las áreas naturales protegidas (ANPs) son un instrumento de política ambiental utilizado para la conservación de la biodiversidad e indispensables para asegurar la protección del patrimonio natural.

Un caso urgente, dijo, es el del águila real, símbolo nacional y especie que no tiene enemigos naturales y ahora se ve sujeta a los albores de la extinción por el ser humano, causante de destruir su hábitat en específico en el Municipio de Monte Escobedo, Zacatecas.

Actualmente es el hábitat de 18 parejas de Águila Real, lo que convierte a Zacatecas en el segundo estado mexicano con mayor población de esa especie con 33 parejas de las 70 existentes en México.

“Zacatecas ha sido un pionero en investigación y conservación del Águila Real. En el pasado se han realizado esfuerzos para conservación del hábitat. Entre 2013 y 2015 en Monte Escobedo se realizaron obras de restauración integral, empleo temporal y programas de manejo forestal maderable” apuntó.

La senadora Geovanna Bañuelos enfatizó que Monte Escobedo debe, imperiosamente, ser declarado área natural protegida debido por:

•          Poseer una belleza y un valor estético singular.

•          Por poseer una fauna y flora destacable. Debido la tala irracional y la caza furtiva, está ocasionando estragos alarmantes: un ecocidio que se debe frenar.

•          Por contener hábitats naturales para la conservación in situ de la diversidad biológica, en particular de especies amenazadas o en peligro de extinción, que tienen un valor universal, histórico, emblemático no solo para México sino para el resto del mundo;

•          Por ser cuna del águila real, ave majestuosa que en la imaginación de los mexicanos ha provocado una suerte de admiración profunda. ¡Es nuestro símbolo nacional! De ese tamaño debe ser su protección.

•          Para evitar la extinción de especies de fauna y flora silvestres, en especial aquellas de distribución restringida o amenazadas.

“Por ello la necesidad de colaborar en coordinación con los otros Poderes de la Unión para lograr revertir tal situación. De esta cuestión atroz se deriva la presente iniciativa repensada en el biocentrismo”, concluyó.

A esta propuesta se sumaron las senadoras Mónica Fernández, Beatriz Paredes, Claudia Anaya, Soledad Luévano, Jesusa Rodríguez, Susana Harp, Verónica Delgadillo, Eunice Romo, Cora Cecilia Pinedo Alonso, Nancy de la Sierra, Alejandra León Gastélum, Sasil de León, Verónica Martínez, Katia Ávila, Gloria Sánchez, María Antonieta Cárdenas, Verónica Camino Farjat, Gloria Elizabeth Núñez, Martha Guerrero.

Además de los senadores Emilio Álvarez Icaza, Miguel Ángel Mancera, Samuel García, Julio Menchaca, Napoleón Gómez Urrutia, Juan Manuel Fócil, Antonio García Cornejo, Joel Padilla, Eduardo Enrique Murat Hinojosa, Raúl Bolaños Cacho Cué, Manuel Añorve Baños, Víctor Fuentes, José Luis Pech, Alejandro Peña, Américo Villareal, Mario Zamora, Ovidio Peralta, Primo Dothé entre otros.

La iniciativa fue turnada a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda para su análisis y posterior dictamen.

Participación en tribuna de la senadora Geovanna Bañuelos. Enlace:https://www.youtube.com/watch?v=CWeAc5wwk1I