Vladimir Saucedo: La 4T y una verdadera transformación

Por: Vladimir Saucedo | Dirigente Antorchista en Guadalupe

En el gabinete presidencial no ha existido un verdadero representante de los intereses del pueblo, lo que hemos visto es un gobierno de unos cuántos y eso pasa también en la actual administración que se hace llamar de  la cuarta transformación. En la actualidad los beneficiados son algunos  “izquierdistas” iluminados que viven cómodamente del erario como integrantes del gabinete ocupando las principales secretarías o puestos de elección popular encumbrados en el senado o siendo parte de la cámara de diputados y a quienes no les hace falta nada,  todo han tenido a la mano y ven en la 4T “la esperanza de México”.

Algunos de ellos dicen tener un pasado de lucha contra el sistema, los que piensan y viven de glorias pasadas disfrutando de riquezas inmensas, hoy reclutados por el Presidente de México que como él se dicen estar con el pueblo pero nunca vieron la lucha revolucionaria como algo necesario para cambiar el sistema de explotación de los ricos hacia los pobres.       

Hay personajes que se desilusionaron a partir de la caída del muro de Berlín pues no creyeron al parecer que la sociedad pudiera transformarse, no entendieron el marxismo-leninismo, no consideraron fuera algo necesario para reivindicar a la clase explotada, por eso luego abandonaron la lucha social y en la primera oportunidad se unieron al poder para disfrutar de los beneficios de él aunque en algún tiempo hayan sido críticos que conceder gracia ni podían pactar con el mismo.

Por no conocer el lado científico de la sociedad, es lógico que se admiren de AMLO y piensen que él será el mesías de México, por el contrario, para alguien con sentido revolucionario esto es una tontería porque por más brillante que sea un individuo, por sí sólo no transformará nunca a una sociedad para eso se ocupa tener una estructura fuerte, compuesta de hombres combativos, tesoneros y victoriosos emanados del mismo pueblo.

Se ocupa además conocer a fondo las causas de la pobreza, aquí no se trata de que “a mí se me ocurre…”, “yo creo que al pueblo le sería mejor…” Aquí lo que se necesita es de entender los problemas de raíz de esta sociedad y para ello hay que acudir al estudio de la historia, la economía y de la filosofía para entender fenómenos como la lucha de clases y la concentración de la riqueza en unas cuantas manos, además de esto no debe perderse el contacto con el pueblo, sino que hay que escucharlo y no como ahora ocurre con Morena que persigue, acusa y calumnia a quienes critican sus medidas violatorias de la ley y abuso de poder.

De esto hay ejemplos resientes que demuestran que con la 4T se les considera verdaderos enemigos a aquellos  que no coinciden con las políticas sociales del gobierno federal y como ejemplo están los casos de los antorchistas en el estado de Puebla a quienes el gobernador morenista les prepara un proceso judicial con el fin de encarcelarlos como una clara respuesta a la exigencia de recursos para obras de carácter comunitario y de apoyos sociales. El otro caso es el que se da  contra campesinos en el estado de Chihuahua para evitar que el agua de la presa La Boquilla se envíe a Estados Unidos, en ambos ejemplos se ve que en los hechos el gobierno de AMLO-Morena aplican la represión como una facultad del estado para acabar con las inconformidades sociales ocasionadas por la exigencia de una vida más digna para los ciudadanos.

Al momento de escribir estas líneas escuché en el noticiero que Walmart, Chedraui y Comercial Mexicana registraron un incremento de sus ventas netas de 5.4% a 28.3%, hicieron buenos y jugosos negocios con la pandemia.  Por otra parte, según la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) 150 mil pequeñas empresas se han ido a la bancarrota, trascendió también la noticia del despido de 7 500 empleados de las empresas de Carlos Slim. ¿Acaso ya se terminó el neoliberalismo y el primero los pobres?

Por tanto, la fantaseada transformación del presidente no es posible porque no toca las verdaderas raíces de la desigualdad social y porque en lugar de escuchar  y resolver las necesidades del pueblo se le aleja y ataca. 

 Hay que recordar que es más sencillo empujar un automóvil entre varias personas que siendo una sola. En México sólo Antorcha Revolucionaria es la única fuerza social capaz de lograr una transformación desde la raíz de la sociedad, no será fácil, se correrán riesgos pero estamos dispuestos a seguir en la lucha. En Antorcha tenemos presentes los problemas de la sociedad, pues durante 46 años nos hemos acercado a la gente de las colonias y comunidades más marginadas de esta patria, por eso nos damos cuenta que el cáncer de la sociedad no es la corrupción, el verdadero mal es la injusta distribución de la riqueza social  y  de ella deriva la corrupción.

            Sin duda seguimos en la misma situación que antes, sólo para algunos hay transformación y muchos siguen sumándose a las filas de la pobreza que se agudiza con cerca de 13 millones de desempleados en estos meses. Por eso es necesario que ahora el pueblo gobierne, que cambiemos esa antigua forma de administrar tan desigual, porque ¿quién mejor que el pueblo conoce sus necesidades, sus carencias? Lo dejo a tu criterio amable lector.